Trestesauros500

¿Cómo terminar de una vez por todas con la rutina en las comedias románticas? Es sencillo. En realidad, sólo hay que fijarse en los maestros del género e introducir una novedad lo más llamativa posible. Greg Berlanti ha cumplido esos dos preceptos ‒ahora veremos cómo‒, y el resultado es una película que funciona estupendamente.



No hay superproducción sin despliegue de medios. Bien lo sabía Michael Bay cuando rodó Transformers y Transformers: La venganza de los caídos. Ahora llega la tercera parte de la saga, con más acción, con más efectos visuales y con el apoyo de un recurso idóneo en este caso. Me refiero, obviamente, a las 3D. En toda esa faceta técnica, la película es un prodigio asombroso. Por desgracia para el espectador, si nos fijamos en su aspecto puramente narrativo o artístico, Transformers: El Lado Oscuro de la Luna es una calamidad que no tiene perdón de Dios.



Transformers (2007) es uno de esos ejercicios de entretenimiento donde el ritmo crece y crece con un encanto especial. No conviene olvidar que, en su trastienda, se dieron la mano tipos que saben mucho del espectáculo, empezando por Spielberg y Michael Bay y terminando por otro productor al que no conviene perder de vista, Lorenzo di Bonaventura.

"Transformers" (Michael Bay, 2007)



“He sido un auténtico fan de Transformers desde que salieron al mercado”, dice el productor ejecutivo Steven Spielberg. “No me refiero a comprar los juguetes para mis hijos, sino a leer los cómics y comprar los muñecos para mí. Los compartía con mis hijos, pero yo era el más entusiasmado. Los coleccionaba y siempre pensé que la gama de juguetes Hasbro acabaría transformándose en una gran película de verano”.



En la comedia romántica Como la vida misma (Life as We Know It), Holly Berenson (Katherine Heigl) es la responsable de un prometedor servicio de catering, y Eric Messer (Josh Duhamel) es un prometedor director televisivo en el campo de deportes.

Hay dos razones para ver En la boda de mi hermana (When in Rome): la admiración por su protagonista, Josh Duhamel, y la simpatía por el género de la comedia romántica. Lo malo es que sólo uno de esos dos motivos se ve aquí justificado.

Para promocionar el estreno de Transformers: La venganza de los caídos, nos ha visitado parte del equipo de este esperado lanzamiento. En concreto, su productor, Lorenzo di Bonaventura, y los actores Josh Duhamel, Ramón Rodríguez y Tyrese Gibson. Además de ser uno de los artífices de la saga Transformers, Di Bonaventura es también el productor de otro de los largometrajes más esperados del verano: G.I. Joe.