Trestesauros500



Borges, entre retrato y automitografía, Robin Lefere, Gredos, Madrid, 2005, 200 pp.

Centenario de Manuel Mujica Laínez


A propósito de estas líneas he repasado algunas cartas manuscritas de Manuel Mujica Lainez (1910–1984). Están escritas con una letra diseñada y caligráfica, como anunciando su perduración documental.

Borges, el argentino irregular

Me llamó la atención lo escrito por Alberto Moravia ante la muerte de Borges. No lo imaginaba como lector borgiano. Demostró serlo.

Metáfora y traducción



La metáfora y la traducción se codean en el mismo volumen borgiano, el paradójicamente titulado Historia de la eternidad. Ello ocurre a propósito de dos literaturas “primitivas”, las sagas nórdicas y Las mil y una noches. Pareciera que no sólo hay un parentesco entre ambas categorías sino que se trata de cuestiones que reinciden a través de los siglos, por lo cual cabe ejemplificarlas con discursos remotos. Sendas tareas (metaforizar y traducir, lo lejano y lo cercano) no parecen aproximarse por casualidad. En efecto, toda la poética contemporánea es, en cierto modo, privilegiadamente metafórica. Las literaturas, desde siempre, se han nutrido de traducciones. La reflexión de Borges va hacia el lenguaje como necesariamente metaforizante y la cultura como necesariamente traducida.

Jorge Luis Borges: entrevistas inéditas



Fue Paz Ramos, periodista especializada en temas culturales y directora del programa El ojo crítico, quien me habló por primera vez del repertorio literario que alberga el Archivo Sonoro de Radio Nacional de España.

El libro de Beatriz Sarlo reúne el material de cuatro conferencias (Cambridge, 1992) ofrecidas en inglés y traducidas por la autora al castellano.

Desde sus comienzos literarios, Fernando Quiñones estuvo vinculado con Cuadernos Hispanoamericanos.

Historia de la literatura argentina



Anomalías de la literatura argentina

Roberto Arlt y Borges



La Buenos Aires de Borges y Arlt

Borges, traidor



Borges el traidor
En la nota dos a Los kenningar escribe Borges: “Dura palabra es traidor. Sturluson – quizá – era un mero fanático disponible, un hombre desgarrado hasta el escándalo por sucesivas y contrarias lealtades. En el orden intelectual, sé de dos ejemplos: el de Francisco Luis Bernárdez y el mío.” He aquí un autorretrato de Borges como traidor.