Trestesauros500

Para ser un buen guionista hay que ponerse límites. En el cine, los límites no sólo se refieren a lo que conviene narrar o no. También sirven para modular cada sorpresa y cada intriga, o por citar un ejemplo trivial, para decidir cómo el villano de turno consumará su anhelada venganza.

Agatha Christie es una de las novelistas más populares que jamás han existido (prácticamente en todos los hogares hay, al menos, uno de sus libros), y Asesinato en el Orient Express bien podría ser su obra más famosa.

Uno se da cuenta de lo poco que sabe sobre negocios cuando se entera de que estrenan una nueva entrega de Piratas del Caribe. ¿No se suponía que las secuelas de la primera película (La maldición de la Perla Negra, 2003) no habían sido del agrado del respetable, en especial la cuarta entrega (En mareas misteriosas, 2011)?

Dentro del cine estadounidense, el policíaco posiblemente sea el género que se haya mantenido con más firmeza a lo largo de las décadas, y el que ha mantenido un nivel general más digno.

Un puede discutir con argumentos si una comedia está bien escrita o no, si es original o pura fórmula, si es sofisticada o zafia, etc. Lo que no se puede discutir es si es graciosa o no. Si alguien se ha reído con una comedia, para esa persona ha sido graciosa.

El exitoso musical de Broadway llega finalmente a cine bajo el auspicio de Disney, una compañía dispuesta a apropiarse para su catálogo de todos los cuentos infantiles populares de la tradición universal.

Empecemos con algo positivo: Gore Verbinski satisface al público infantil con un artefacto entretenido y ágil, que aprovecha los recursos de un magnífico diseño de producción. Por desgracia, El Llanero Solitario no es fiel a ese admirable personaje al que pretende homenajear, y para oscurecer aún más las cosas, la película se debate entre tantos estados de ánimo que acaba aturdiendo a cualquier espectador que espere algo más que saltos y carreras.

Crítica de "Sombras Tenebrosas"


Dark Shadows (1966-1971) ha fascinado a Tim Burton desde su juventud. Casi tanto como a Johnny Depp, quien cuenta que una de sus obsesiones infantiles era el personaje protagonista de aquella teleserie, el vampiro Barnabas Collins. He aquí dos buenas razones que justifican el estreno de este irregular remake que ahora llega a las pantallas cargado de giros melodramáticos, momentos de humor y criaturas de pesadilla.



Lean los artículos reunidos en La gran caza del tiburón o esa crónica apasionante y desquiciada que lleva por título Los Ángeles del Infierno. Son dos libros idóneos para comprender la vigorosa personalidad de Hunter S. Thompson, uno de los padres del llamado nuevo periodismo y autor de la novela en la que se inspira esta excelente película.

"Dark Shadows" (Tim Burton, 2012)



El director Tim Burton lleva a la gran pantalla la clásica serie de culto Sombras Tenebrosas (Dark Shadows: Leer la crítica aquí >>), en una película protagonizada por grandes actores, encabezados por Johnny Depp, Michelle Pfeiffer y Helena Bonham Carter.