graciasportadadefesq

Verde Irlanda, rojos cabellos

Esos personajes que, después de llevar una vida de conflictos y violencia, vuelven a sus lugares de origen y se convierten en mansos corderillos me resultan muy atractivos. Ya conocéis el tipo: gente que ha sido marine, policía, ranger, pistolero o asesino a sueldo.

Balada del hombre solitario

Centauros del desierto, de título original The Searchers, es considerada una de las más grandes películas de la historia del cine. Dirigida por el maestro John Ford en 1956, su modesto éxito de taquilla inicial y sus primeras críticas no hicieron sospechar que, años después, sería reivindicada por directores como Martin Scorsese y Steven Spielberg, que la consideran una influencia definitiva en Taxi Driver y Encuentros en la tercera fase, respectivamente.

"Río Bravo" (Howard Hawks, 1959)

A Howard Hawks no le gustó Solo ante el peligro, así de simple. No le convencía la actitud del apurado sheriff protagonista, decía que no el tipo no actuaba como un profesional. ¿Y qué surgió del rechazo de ese clásico del western? Pues otro clásico del western, Río Bravo.

¿Qué hace de El Hombre Tranquilo la película favorita de tantas personas? ¿Por qué es tan grande una comedia tan humilde en su planteamiento y en sus ambiciones? Mucho se ha escrito al respecto, y mucho más se podría teorizar, pero lo cierto es que capturar y etiquetar la magia que hace que El Hombre Tranquilo sea una obra de arte cinematográfico 100% perfecta es prácticamente imposible.

Calculen qué diferencia si pudiéramos disponer hoy de John Wayne o Katharine Hepburn en nuevos largometrajes, resueltos a defender con la misma dignidad ese arte mayor que antaño los transformó en ídolos. Suponiendo −ésa es otra− que el público de hoy aún sepa apreciar a damas y caballeros de tanta categoría.