Siempre nos quedará John Lennon

Iré directa al grano y empezaré este artículo con una cita de John Lennon. Al fin y al cabo, le debo mi nombre. Una de las canciones que más me gustan de su época posterior a los Beatles, Watching the wheels, empieza con la siguiente estrofa: «People say I'm crazy / Doing what I'm doing / Well, they give me all kinds of warnings / To save me from ruin» (La gente me tacha de loco por hacer lo que hago, me dan todo todo tipo de consejos para salvarme de la ruina»).

Con motivo del ochenta aniversario de la artista en el año 2013, el Museo Guggenheim Bilbao acoge, del 14 de marzo al 1 de septiembre de 2014, Yoko Ono. Half-A-Wind Show. Retrospectiva, una retrospectiva única de una de las artistas más influyentes de nuestro tiempo, una leyenda viva que ocupa un lugar destacado en el arte contemporáneo, la música y el cine experimental.

A la prensa le encantan las etiquetas, y cuando los Fab Four (John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr) saltaron a la fama en 1963–64, se empezó a hablar de quienes les habían acompañado en ese ascenso a la gloria. Dos nombres eran obligados: los del bajista Stuart Sutcliffe y el batería Pete Best, miembros de la banda en su prehistoria. En 1988, Harrison explicó que si había dos personas que merecían el título de Quinto Beatle, éstas eran los managers Derek Taylor y Neil Aspinall. Contradiciendo a su compañero, McCartney aseguró en una entrevista que le hizo la BBC en 1997: "Si alguien fue el Quinto Beatle, ese fue Brian Epstein". Este cómic escrito por Vivek K. Tiwary cuenta su historia.

Las cartas de John Lennon

Con la ayuda de familiares y amigos cercanos a Lennon, el periodista Hunter Davies ha recopilado más recortes de la biografía del eterno John Lennon. Desde sus inicios con The Quarrymen hasta su unión con Yoko Ono y las tensiones con su compañero de banda, Paul McCartney.