graciasportadadefesq

Una mujer escribe

Si pudiera, te escribiría una carta. Sería una larga misiva, con puntos suspensivos, cursivas, negritas, las tildes en su sitio, comillas y una plaga de interrogaciones y admiraciones. Una carta compuesta de palabras y de deseos. De miedo y de evidencia. Sería una carta inevitable, una carta que no puede dejar de escribirse ni aun de lanzarse al mar como ese mensaje en la botella.



El productor Andy Paterson y su mujer, la guionista Olivia Hetreed, leyeron el manuscrito de La joven de la perla unos meses antes de su publicación. “Era una historia extraña. Me la leí de una sentada, casi sin respirar” dice Hetreed.