graciasportadadefesq

Más que Julio Verne o cualquier otro autor de su tiempo, fue el británico H.G. Wells quien definió la ciencia-ficción tal cual la conocemos hoy, con sus subgéneros y temáticas más recurrentes.

Un nuevo wéstern llega a las pantallas. En esta ocasión, si manejáramos los estereotipos ‒cosa que no nos gusta hacer por aquí‒, podríamos hablar de un wéstern “femenino” tanto por el protagonismo de una mujer como por una historia más centrada en los sentimientos que en la acción.

Un matrimonio se muda a una lujosa casa de Los Ángeles. Nada más llegar, se encuentran con un antiguo (y casi olvidado) compañero de instituto del esposo, quien comenzará a exhibir una conducta excesivamente amable, plagada de regalos y visitas.

Dentro del cine estadounidense, el policíaco posiblemente sea el género que se haya mantenido con más firmeza a lo largo de las décadas, y el que ha mantenido un nivel general más digno.