graciasportadadefesq

Por muchos motivos, la franquicia Kingsman me recuerda el humor extremo que caracterizaba a varios de los Bond alternativos que surgieron en los sesenta, en particular Derek Flint (James Coburn), el protagonista de Flint, agente secreto (1966).

El director Robert Schwentke (RED) adapta el cómic Rest in Peace Department de Peter M. Lenkov. El resultado entremezcla con desgana las rutinas de la saga Men in Black, el romance de Ghost, el bullicio de Scooby-Doo y algunos detalles de Estamos muertos... ¿o qué? (Dead Heat, 1988).



Kevin Spacey encarna en K–Pax, a un inofensivo hombre detenido en la Estación Grand Central tras producirse un atraco. Jeff Bridges interpreta a un experto psiquiatra de un hospital público con falta de personal.



Escenas de un crimen es la crónica del día más importante en la vida de Lenny (Jon Abrahams) un gran fan de Steve McQueen. En contra de sus principios Lenny hace trabajos raros para Rick (Peter Greene) un tipo no muy simpático que le paga bien por llevarle en coche.



En otoño de 1960 trece jóvenes se enrolaron en el buque escuela Albatros para iniciar una aventura que cambiaría sus vidas para siempre. Al mando del duro y curtido capitán Christopher Sheldon (Jeff Bridges), los chicos fueron empujados más allá de los límites de la adolescencia mientras exploraban los misterios del Caribe y Pacífico Sur.



No entraré en la polémica de las comparaciones. Me encanta la adaptación de la novela de Charles Portis que Marguerite Roberts firmó en 1969 para Henry Hathaway, y considero irrepetible la interpretación que John Wayne hizo entonces de Rooster Cogburn. Afortunadamente, las grandes historias nunca se cuentan lo suficiente, y los hermanos Coen nos regalan otra adaptación sensacional, tan conmovedora como imaginativa.

"Valor de Ley" ("True Grit", 2010)



Valor de ley es una mítica historia del Oeste sobre una aventura de venganza y valor de los oscarizados cineastas Joel y Ethan Coen, cuya conmovedora adaptación sintoniza perfectamente con el humor franco, la atrevida narrativa y la ruda belleza de la novela de Charles Portis, un clásico de la literatura norteamericana.

"Corazón roto" (Martin Bell, 1993)

Bridges aparece en el cartel publicitario de Corazón roto (American Heart, 1993) vestido sólo con unos vaqueros, con el torso moldeado por duras sesiones de gimnasia y una melena lacia que le hace casi irreconocible.

Volar por los aires es una producción Metro-Goldwyn-Mayer, escrita por Joe Batteer y John Rice, y dirigida por Stephen Hopkins.

El director australiano Peter Weir confía en Jeff Bridges para que sustituya a Mel Gibson, enfrascado en el rodaje de El hombre sin rostro, como protagonista de uno de sus largometrajes más ambiciosos y también menos afortunados.