Trestesauros500

Michael Myers regresa a las pantallas. Y ¿saben lo que es más curioso? Aunque muchos disfrutarán de su retorno por razones nostálgicas, el personaje no está pasado de moda. Todo lo contrario. Esa figura del depredador anónimo, con una crueldad arbitraria, es más actual que nunca.

A principios de los años ochenta, cuando la competencia de los videoclubs ya era un hecho, los dueños de algunos cines de barrio y cinestudios pensaron que programar tres películas seguidas podía ser una oferta atractiva. El caso es que acertaron. Y así fue como muchos nos aficionamos al terror: disfrutando ‒o no‒ de proyecciones en cadena, donde la cantidad era infinitamente más importante que la calidad.

El tercero de los compromisos que firma el actor Mel Gibson con la Warner Bros. a comienzos de los noventa se concreta en un proyecto del guionista de A propósito de Henry, Jeffrey Abrams.