La nueva película de Edgar Wright es prácticamente un musical. Uno “disfrazado”, pero musical al fin y al cabo. Hay quien podría decir que en realidad es un largo videoclip, pero el director británico nunca abandona la narrativa para ofrecer una sucesión aleatoria de imágenes y ritmos llamativos, así que mejor nos quedamos con la definición de “musical”.

En el momento de escribir estas líneas, los aficionados al buen cine de acción viven con una renovada esperanza. El reciente estreno de la brillante John Wick: Pacto de sangre (Chad Stahelski), los prometedores tráilers de Atomic Blonde (David Leitch) y Baby Driver (Edgar Wright) y el anuncio de proyectos internacionales con tanto potencial como Triple Threat (Jesse V. Johnson) nos han devuelto la fe en el género, casi haciéndonos olvidar que el panorama todavía está dominado por la chapuza estética y narrativa.

Stan Lee no sólo creaba superhumanos: creó con gran solvencia un escenario por el que transitan el drama, la comedia y las tensiones cotidianas. Hablo de materiales emocionales, al margen de la épica y de los elementos de ciencia-ficción, también puede compartir el lector.

Django desencadenado es un viaje largo –165 minutos– pero divertido y apasionante, tanto desde el punto de vista cinéfilo como desde la perspectiva del espectador que quiere sólo disfrutar de lo lindo frente a la gran pantalla. Todos los ingredientes del cine de Tarantino, incluso los más imprudentes, tienen su lugar en este western de altos vuelos: una severa dosis de aventura, romanticismo, violencia, comedia y realismo sucio.

La comedia Cómo acabar con tu jefe está protagonizada por Jason Bateman, Charlie Day y Justin Sudeikis, junto a Jennifer Aniston, Colin Farrell, Kevin Spacey, Donald Sutherland, Julie Bowen y Jamie Foxx.

"Dreamgirls" (Bill Condon, 2006)



La producción original de “Dreamgirls” en Broadway “fue una experiencia memorable”, recuerda Bill Condon. “Era apasionante, con un reparto brillante, y la puesta en escena era del legendario Michael Bennett. Con el paso de los años estoy convencido de que es posible imprimir una visión fresca a este material. Este relato de éxito basado en la música afroamericana durante los sesenta es muy significativo hoy en día, cuando la mayoría de los éxitos musicales pertenecen a la cultura negra estadounidense”.

"Ali" (Michael Mann, 2001)



"Tenía que encontrar una historia que me motivara", afirma Michael Mann sobre el hecho de llevar Ali a la pantalla grande.



Michael Mann ha rodado Corrupción en Miami porque el proyecto le atraía y era el momento oportuno.

"Collateral" (Michael Mann, 2004)



Collateral transcurre durante una sola noche en la ciudad preferida de Michael Mann, Los Ángeles. Durante esa única noche, la vida de dos hombres cambiará para siempre.

"Salidos de cuentas" ("Due Date", 2010)



El jocoso juego de palabras del título español –fruto de la misma intención que llevó a traducir Superbad por Supersalidos– induce a pensar que nos hallamos ante una comedia estúpida sobre sexo. Y no, Salidos de cuentas no trata sobre sexo. En este caso, Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis se embarcan en una clásica humorada en clave de road movie.