graciasportadadefesq

La saga Alien nos fascina, eso es indiscutible. Proporciona, en dosis parecidas, terror, aventuras espaciales y reflexión filosófica, y encima lo consigue con una estética inimitable. Sólo por eso ‒háganme caso‒ merece la pena dejarse llevar por el nuevo episodio de la franquicia, Alien: Covenant.

Recuerden el esquema clásico que se estableció con El padre de la novia (1950), de Vincente Minnelli, y que tuvo su mejor vuelta de tuerca en Adivina quién viene esta noche (1967), de Stanley Kramer. Bien... Ahora, introduzcan en esa vieja receta el delirio procaz y malhablado al que nos han acostumbrado tipos como Jason Mewes ‒el eterno colega de Kevin Smith‒, y entonces se podrán hacer una idea de lo que nos brinda ¿Tenía que ser él?

Kim Jong-un es uno de los dictadores más famosos del planeta. ¿Es el idiota cruel, endiosado y malcriado que la prensa nos quiere hacer creer? Posiblemente no, posiblemente sea todavía peor.

Yo no sé qué habría pasado si Oz un mundo de fantasía (Oz the Great and Powerful) no hubiera sido dirigida por Sam Raimi. Gracias a él, la película se eleva por encima de otras cintas recientes inspiradas en la literatura infantil. Con unos efectos visuales de primer nivel y una imponente escenografía, la cinta se consolida como un film idóneo para los más pequeños de la casa.



Protagonizada por James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz y Michelle Williams, Oz the Great and Powerful es la nueva aventura de fantasía del director Sam Raimi.



Las aventuras de espada y brujería han parecido tener un tímido resurgimiento tras el éxito de la trilogía El Señor de los Anillos. La parodia y la sátira de este subgénero es la base de este film, titulado originalmente Your Highness, dirigido por el especialista en cine cannábico David Gordon Green.


El 15 de junio se presentó 127 Horas, por primera vez, en un pack que incluye todos los formatos: Blu-ray, DVD y Copia Digital. Una nueva propuesta de Fox que permite disfrutar de la experiencia cinematográfica de calidad en cualquier soporte: desde los reproductores de Blu-ray y DVD, a las videoconsolas como Play Station 3, el ordenador o cualquier smartphone o tablet.

El Origen del Planeta de los Simios (Rise of the Planet of the Apes), que en principio iba a titularse Rise of the Apes, responde a esa fórmula llamada reboot o precuela, y que consiste en imaginar los orígenes de una determinada franquicia desde un punto de vista actualizado. Habrá quien no resista la tentación de comparar esta producción con El planeta de los simios (1968) y con la versión rodada en 2001 por Tim Burton, pero está claro que la excelente cinta de Rupert Wyatt tiene muchos puntos a su favor.



Rise of the Planet of the Apes (El Origen del Planeta de los Simios), que en principio iba a titularse Rise of the Apes, responde a esa fórmula llamada reboot o precuela, y que consiste en imaginar los orígenes de una determinada franquicia desde un punto de vista actualizado. Habrá quien no resista la tentación de comparar esta producción con El planeta de los simios (1968) y con la versión rodada en 2001 por Tim Burton, pero está claro que la cinta de Rupert Wyatt tiene muchos puntos a su favor.

"Spiderman 3" (Sam Raimi, 2007)



Hay ocasiones en que los problemas de una franquicia emergen lentamente, como si el hastío fuera solapándose a la sorpresa inicial. Fue, por ejemplo, lo que sucedió con la saga de Superman, producida a partir de 1978 por Alexander e Ilya Salkind.