logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Civil War II

"Es una secuela muy espiritual de una de las mayores historias que se ha publicado en la historia de los cómics de Marvel", declaraba el guionista Brian Michael Bendis cuando se anunció que él iba a ser el responsable de escribir la serie central de esta saga en la que se verán involucrados la mayoría de los personajes del Universo Marvel.

No, no se confundan. Esta no es sólo la secuela de un gran éxito. Tampoco es sólo un blockbuster de colores brillantes y acción explosiva. Es algo más. Sin dejar que la expectativa al otro lado de la pantalla le ponga nervioso, Joss Whedon ha vuelto a superar las previsiones, regalándonos una espléndida aventura, que además de acción tiene alma.

Los Vengadores: Nuevo orden

Si en la portada de un cómic Marvel sale acreditado Kurt Busiek como guionista, uno siente algo similar al oler la comida casera preparada por su madre: algo bien hecho, con mimo y alejado de deconstrucciones y posmodernismos. Y si el dibujante es George Pérez, uno saliva igual que si le asaltase el olor de la cena de Nochebuena.

El primer volumen con la recopilación de la mejor etapa que haya tenido jamás el Vengador Dorado. A finales de los años setenta, el joven guionista David Michelinie se unió al dibujante John Romita Jr., quien todavía debía demostrar que estaba a la altura de la leyenda de su padre.

La mítica historia con la que Warren Ellis y Adi Granov condujeron hasta el futuro al Vengador Dorado y en la que se basa Iron Man 3, en una edición con más de cuarenta páginas de extras nunca antes vistos en los que se detalla el proceso de creación de esta visionaria obra, especialmente realizados por Adi Granov.

Crítica de "Iron Man 3" (2013)

Además de por lo vigoroso y ameno de su estilo, lo cual basta para implicarnos en la aventura de forma inapelable, Iron Man 3 destaca por dibujar a sus personajes con una coherencia infrecuente en el cine de superhéroes. Robert Downey Jr. no es el típico intérprete que se conforma con tener una estrella en el Hollywood Boulevard. De ahí que, cuando se quita el uniforme de metal, se deje la piel para que el espectador se acuerde de aquellos viejos y dorados tiempos en los que un solo actor ya justificaba el precio de la entrada.

Los Vengadores: Año Uno

Siguiendo la fórmula del reboot, el guionista Joe Casey y el dibujante Scott Kolins ponen el cuentakilómetros a cero para narrar los orígenes y primeras hazañas de los Vengadores. Espectacular y bien equilibrado, el cómic resultante tiene una calidad equiparable a la de otro tebeo escrito por Casey con la misma filosofía, La Patrulla X: Hijos del átomo.

Saludados por el público de la época con menos reverencia que en la actualidad, los Vengadores de los años ochenta siguieron obteniendo logros muy considerables a pesar de lo lejos que había quedado la Edad de Oro.

Siempre Vengadores: La Guerra del Destino

Un paseo informal por la historia de los Vengadores no debería detenerse sólo en los títulos clásicos del supergrupo. Eso resultaría demasiado académico. Excesivamente convencional. Nadie, ni siquiera los adoradores de Stan Lee y Jack Kirby, puede negar que hay obras igualmente admirables más allá de la década de los noventa.

Para medir el nivel de acierto de Joss Whedon en este proyecto, basta con señalar que Los Vengadores es una película sensacional. Cualquier seguidor de los cómics de superhéroes encontrará aquí todo lo deseable, todo lo esperado y algo más... Impecables interpretaciones, una vigorosa puesta en escena, estupendos diálogos, acción maravillosamente coreografiada y unos efectos especiales que a uno le dejan boquiabierto.