smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

Nos hemos convertido, por distintas razones, en un espectadores cínicos. En estos tiempos, los cineastas encargados de hacer películas de Superman sienten vergüenza a la hora de decir la palabra “Superman”, y convierten al héroe por excelencia en un personaje amargado y homicida. No hay lugar para la pureza, todo tiene que verse a través de una lente de desdén.



Todo principio tiene un final... Así reza la frase publicitaria de Matrix Revolutions, el cierre de la trilogía creada por los hermanos Wachowski. Una frase que la va como anillo al dedo a esta historia que ha sido considerada como esa nueva forma de hacer cine.



Con el estreno en mayo de 2003 del segundo capítulo, Matrix Reloaded, los guionistas y directores ahondan aún más en la mitología de la extensa saga y presentan una nueva y revolucionaria tecnología de efectos visuales que redefine lo que es cinematográficamente posible.



“Si ‘Babe’ era la película del ‘cerdo que hablaba’, esta es la película del ‘pingüino que baila’ dice George Miller sobre las películas que contribuyó a realizar en la década de 1990 y su más reciente trabajo, ‘Happy Feet,’ que ha escrito en colaboración, producido y dirigido.



Con una caracterización increíble y una actuación llena de fuerza, el actor Viggo Mortensen interpreta a Aragorn en El Señor de los Anillos. Mortensen aúna tanto la visión del personaje literario que tenía J.R.R. Tolkien con la visión cinematográfica que Peter Jackson buscaba.



Ocho años después de que Peter Jackson decidiese llevar El Señor de los Anillos a la gran pantalla, su ambicioso sueño se ha visto realizado.



Desde la publicación del primer volumen en 1954, la trilogía de El Señor de los Anillos ha influido profundamente en varias generaciones de lectores que han visto en ella el máximo exponente de las fábulas que reflejan las confrontaciones entre el bien y el mal.



El director Peter Jackson y su equipo no sólo han conseguido recrear la Tierra Media físicamente hablando, sino que también han diseñado todo un universo digital para llevar a cabo la Trilogía de El Señor de los Anillos.



En nuestro mundo, cada cultura se diferencia por su vestuario y su apariencia física. En la Tierra Media no es diferente. Al tener que vestir a un mundo entero, la diseñadora de vestuario Ngila Dickson se enfrentó a uno de los mayores retos de su vida.



A decir verdad, hasta ahora la Tierra Media de Tolkien sólo había existido en la imaginación de los lectores y en las detalladas ilustraciones de las novelas.