graciasportadadefesq

Con motivo del estreno en cines de La forma del agua el 16 de febrero, sorteamos entre nuestros lectores cinco packs formados por un póster artístico y un pergamino con un boceto de la película.

Los espectadores que, desde la butaca, se sumerjan con Guillermo del Toro en La forma del agua, han de rescatar dos cualidades que hoy empiezan a perderse: el sentido de la maravilla ‒o si lo prefieren, cierta ingenuidad ante la magia y el romanticismo‒ y una cinefilia de la vieja escuela, es decir, vinculada al Hollywood dorado de los grandes estudios.

Guillermo del Toro es un hombre poseído por el género fantástico. No sólo es un director especializado. En realidad, es más que un fan: es un divulgador, un creyente y sacerdote del único género que no tiene otras fronteras que las de la imaginación.

La referencia estética del mexicano Día de Muertos se ha vuelto muy popular durante los últimos años en las celebraciones de Halloween de todo el mundo. Es raro salir esa noche y no toparse con una muchacha disfrazada de la Catrina, así que era irremediable que surgiera una película como El Libro de la Vida.

Hace muy poco se ha estrenado en Estados Unidos la adaptación televisiva de las tres novelas que Guillermo del Toro y Chuck Hogan escribieron sobre un apocalipsis vampírico, publicadas en 2009.

El pasado jueves 1 de agosto tuvo lugar el pre-estreno de la nueva película de Guillermo del Toro, Pacific Rim, en los cines Aribau Club, de Barcelona. La velada contó con una sorpresa muy especial. Uno de los actores protagonistas del film, Idris Elba, consiguió escaparse en el último momento del rodaje de su última película (The Gunman) para aparecer por sorpresa en este pase especial.

Crítica de "Pacific Rim" (2013)

A Guillermo del Toro le encanta la subcultura japonesa de monstruos y robots gigantes. O como dicen por allí, los mecha y los kaiju. Se trata de un catálogo de ficciones realmente descomunal, que abarca cómics, películas y teleseries, y que comenzó a consolidarse en los años cincuenta, gracias a la saga Godzilla. Ahora, con un presupuesto ciclópeo, el realizador mexicano traduce ese género a su manera, en una cinta que conviene analizar con tacto.

Crítica de "Mamá" (2013)

Mamá nace de una premisa tan escalofriante como tierna: un espantoso espectro salva a dos niñas pequeñas que están a punto de ser asesinadas por su enajenado padre en una casa perdida en el bosque, y posteriormente cuida de ellas durante cinco años, convirtiéndose en su extraña madre. Al volver a la civilización, el fantasma se niega dejar de cuidarlas.



Ahí lo tienen. Un nuevo catálogo de escalofríos que, por desgracia, no acaban sabiendo a mucho pese a venir de la mano de Guillermo del Toro. Si he de ser sincero, lo malo de este remake es que, por simpático que resulte su aire de serie B de los ochenta, falla estrepitosamente en lo principal: la intensidad de las emociones. Es más: a ratos, parece que el realizador Troy Nixey ha sacado a sus personajes de la sección de congelados.

"El Hobbit" (Peter Jackson, 2012)

Es difícil hacer un cálculo sincero de las muchas dificultades que implica rodar la adaptación de una novela como El Hobbit (1937). Peter Jackson expresó su intención de filmarla en 1995, pero se lo impidió un conflicto de derechos sobre la obra de J.R.R. Tolkien.