graciasportadadefesq

No puede decirse que los Guardianes de la Galaxia fueran los más conocidos antihéroes del universo Marvel. O al menos, no podía decirse antes de que Kevin Feige anunciase su inesperado lanzamiento como franquicia cinematográfica. Desde entonces, la vida ha dado muchas vueltas, y ahora son legión los lectores de cómics que se sienten acompañados por esta tropa de héroes disfuncionales, popularizados masivamente gracias al bueno de James Gunn.

El caso de James Gunn podría considerarse una anomalía en el cine de nuestro tiempo. No sólo ha demostrado lo que parecía indemostrable en el campo del terror y la serie B. También ha logrado sorprendernos con un blockbuster que ya es un clásico de culto al día siguiente de su estreno. Y es que Guardianes de la Galaxia es una de las producciones más divertidas que uno ha visto en los últimos años.