graciasportadadefesq

La personalidad de Hitchcock era tan potente, tan cuidadosamente agresiva, que sus propias opiniones acerca de las películas que dirigió son capaces de influir al público de una forma muy decisiva. Si lees en cualquier libro o página dedicada al cine las opiniones sobre esta película, encontrarás que muchas de ellas se dejan llevar por la propia inquina que el director inglés le tenía.

El argumento de este clásico es bien conocido: un abogado del Sur debe defender a un negro acusado de violación al mismo tiempo que se ocupa de sus hijos.

Dirigida por Stanley Kramer e inspirada en la novela de Nevile Shute, La hora final (On The Beach, 1959) pinta un pesadillesco panorama postatómico, y nos conmueve con la faceta más tenebrosa de la revolución nuclear.

En 1961, J. Lee Thompson creyó que, al estrenar con éxito El cabo del terror, sólo incrementaba con un nuevo título la inacabable lista de cintas de género negro que se rodaron por aquel entonces. Era algo más que eso.