Trestesauros500

"El sexo y el espanto", de Pascal Quignard

El sexo y el espanto, Pascal Quignard. Traducción de Ana Becciu. Minúscula, Barcelona, 2005, 240 pp.

Monumental y excepcionalmente bien documentada, esta biografía de Alejandro Magno se sumerge en el misterio de uno de los más extraordinarios personajes de la historia, feroz conquistador de Asia y discípulo de Aristóteles, que terminó por sentar, a través de sus gestas, las bases mismas del helenismo.

Primera parte de una trilogía que ha vendido un millón de ejemplares y ha sido traducida a dieciséis idiomas, El águila de la Novena Legión es la obra más conocida de Rosemary Sutcliff. Esta novela ha sido adaptada al cine en La Legión del Águila, de Kevin Macdonald.

"Centurión", de Simon Scarrow

En esta nueva aventura de Macro y Quinto Licinio Cato, Simon Scarrow nos deleita con una estupenda novela sobre la durísima vida de las legiones en el desierto.

Marco Aurelio, el emperador filósofo que dirigió el Imperio Romano entre los años 161 y 180 d.C., es uno de los personajes mejor documentados de la Antigüedad.

"Mundo Antiguo", de Jerry Toner

No es fácil convencer al lector moderno de que la idealización del pasado tiene vacuna. Por ejemplo, lo que le da fuerza a la versión popular del mundo grecolatino es, de forma justificada, esa imagen solemne, grandilocuente y legendaria que nos brindan el cine y cierta novela histórica. Frente a esa simplificación, es muy saludable leer un libro tan ameno e informativo como el de Jerry Toner, un verdadero modelo de divulgación y repleto de datos que contarrestan los viejos clichés sobre el mundo antiguo.

Se viene escuchando con frecuencia creciente la necesidad de evitar la interpretación androcéntrica de la historia. Esto apunta no solo a una urgencia ética o social, sino a un imperativo intelectual, sobre todo si tenemos en cuenta que la presencia femenina en los procesos históricos ha sido silenciada de forma lamentable. Hora es, pues, de ampliar el foco, reconociendo qué negativa ha sido esa distorsión del pasado en los textos académicos.

Tucídides a pesar de sus méritos indudables, no se ha podido llevar el título de padre de la historia, porque Heródoto se le anticipó.

Aunque hayan leído mucho sobre el tema, los lectores que tomen entre sus manos este volumen llegarán a la conclusión de que se trata de uno de los mejores tratados de mitología disponibles en la bibliografía actual. Comprensible, exhaustivo, riguroso y apasionante, este libro es uno de esos títulos que siempre conviene tener a mano, tanto por el repertorio clásico que atesora como por la pasión atemporal que despiertan sus verdaderos protagonistas: aquellos dioses y semidioses que siguen inspirando nuestra cultura y nuestro arte.

Aunque en los años más recientes amar la cultura grecolatina se considera un síntoma de elitismo, conviene rechazar ese prejuicio. Tengámoslo claro: con el estudio de los clásicos sobrevienen la sorpresa y la iluminación, el placer y el encantamiento. Así lo creían nuestros antepasados y así hemos de creerlo en esta época de píxeles, memes y modas pasajeras.