logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Lorca: Un poeta en Nueva York

Poeta en Nueva York forma parte del legado poético de la humanidad. Este cómic, guionizado y dibujado por Carles Esquembre, muestra una visión original sobre la estancia de Federico García Lorca en esta ciudad. Nos dejaremos asaltar por las pasiones y obsesiones del escritor granadino atendiendo a su epistolario y a los testimonios de quienes le siguieron en dicha aventura. Una oportunidad única para acercarse a la imperecedera obra de García Lorca.

"Lorca en Buenos Aires", de Reina Roffé

Gracias al sello Fórcola, el lector español puede adentrarse en la ficción histórica que, tras una minuciosa documentación, Reina Roffé dedicó al viaje de Federico García Lorca a Buenos Aires.

El hombre que quería ser cantaor

Desde hace mucho tiempo me vengo encontrando con Ignacio Sánchez Mejías. Acercarse al flamenco sin llegar a su figura es difícil, por no decir imposible. Porque es una de esas personalidades que están a la vera del arte, en ese territorio que ocupan los que han sentido el flamenco hasta el fondo, los que son hondos sin que podamos atribuirle ocupación flamenca alguna.

Huesos de santos

Uno de los tal vez mayores agentes de la vida humana sea, por paradoja, el intento de matar la muerte. Explorar el pasado, obtener una historia, honrar a los ancestros queridos o queribles (muchos de ellos, desconocidos o inexistentes) son variables maniobras para inmortalizar a la especie, ya que no a los individuos.

En literatura, las magnificaciones no son inocentes y se realizan sembrando olvido, sea ésa o no la intención, sobre escritores de importancia. Además, incide otro aspecto que es fundamental: un poeta no es la poesía, e incluso puede representar tendencias que no sean importantes para jóvenes poetas que se incardinan en otras tradiciones o para adultos que han tomado otros rumbos.

El Concurso de Granada

Hablar del Concurso de Granada en el mundo flamenco es referirse a un acontecimiento astral, a un momento cenital del desarrollo de este arte. Es volver los ojos a una manifestación que estuvo plagada de incidencias, curiosidades, consecuencias, novedades...

Desde hace mucho tiempo me vengo encontrando con Ignacio Sánchez Mejías. No sé por qué llegó a mis manos una edición de sus Artículos periodísticos. Un fragmento de ellos lo incluí en mi libro sobre Manolo Caracol, porque hablaba de Joselito el Gallo, pariente, como sabemos, del cantaor.

El caso Felisberto

El 13 de enero de 1964 murió Felisberto Hernández, escritor y músico uruguayo nacido en 1902. Puede corregirse la serie y decir: músico y escritor. En efecto, lo que Felisberto hizo con mayor frecuencia fue tocar el piano, primero en las salas de cine mudo, luego en conciertos de teatros y estudios de radio. Además, dejó una noveleta sobre su maestro Clemente Colling y una serie de esbozos de cuentos, textos inconclusos y apuntes que se han publicado bajo diversos títulos. Los más reconocibles son Nadie encendía las lámparas y Las hortensias.

Un etnólogo en el teatro. Ensayo antropológico sobre Federico García Lorca, de Joan Frigolé, Muchnik, Barcelona, 1995, 144 páginas.

El hechizo del cante jondo

Bucear en las raíces de lo inmemorial suele ser una tarea impracticable. Por lo mismo que en este caso todo rastro de origen se ha perdido en la memoria, el origen es imposible de hallar. Hay que proceder por analogía, por reconstrucción imaginaría, a veces por mera intuición.