smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

En el melodrama, las palabras emocionantes y el gesto sincero son armas muy poderosas. Belleza oculta acude a su cita con los espectadores usando ambos recursos, pero también lastrada por algún que otro problema de guión.

Los Tres Amigos, además de una comedia de John Landis, es el nombre que se ha dado al trío de cineastas mexicano formado por Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu.

Se puede decir que Wes Anderson es un director fiel a su propio imaginario. En cada una de sus historias encontramos una serie de denominadores comunes: estética simétrica y preciosista, obsesión por el fetiche retro, escenografía teatral, planos exquisitos, melancolía, humor y un viaje, ya sea interior, exterior o ambos, en el que conviven un íntimo aprendizaje e hilarantes aventuras. Desde Bottle Rocket hasta El Gran Hotel Budapest, sus fábulas se desarrollan en un mismo lugar: un mundo onírico, ficticio, irreal que con cada nueva película va ampliando sus fronteras. Esta vez la imaginación andersoniana hace hueco a un nuevo país, esculpido a partir de los países del este de Europa.



Sobre Moonrise Kingdom ha escrito la crítica párrafos asombrosos. Wes Anderson es un estilista, ya lo sé, y casi ningún periodista dedicado a este negocio se atreverá a discutir que su película es un cuento de hadas lleno de originalidad. Con todo y con eso, también conviene advertir al público que paga su entrada: el cine de Anderson no es plato para todos los gustos, y esa originalidad puede llegar a ser indigesta.

Crítica de "Stone" (2010)



Jack Mabry (Robert De Niro), oficial de libertad condicional a punto de jubilarse, comienza a revisar el caso de un preso apodado "Stone" (Edward Norton). Las conversaciones mantenidas entre convicto y funcionario, durante las que el primero trata de manipular al segundo para convencerle de que se ha rehabilitado, degeneran en un complejo juego psicológico. La relación se enrarece aún más cuando entra en escena Lucetta (Milla Jovovich), la atractiva esposa de "Stone", dispuesta a todo con tal de que su marido salga de la cárcel.

"The Italian Job" (F. Gary Gray, 2003)



Aventurándose por túneles, aceras y otros lugares jamás pisados por conductor alguno, la banda de atracadores y los Minis de The Italian Job le dan un nuevo sentido a la frase “correr tras el dinero” en una de las mejores persecuciones automovilísticas de la historia del cine.



En otoño de 2004, Edward Norton llamó por teléfono a Naomi Watts —una vez más— para convencerla de que interpretara el papel de Kitty Fane en El velo pintado. Esta vez, estaba decidido a reclutar a la actriz; desde hacía cinco años, Norton, el guionista Ron Nyswaner y la productora Sara Colleton venían trabajando en una adaptación de la novela de W. Somerset Maugham de 1925, que esperaban conseguir producir finalmente.



Si una persona va a ver El ilusionista lo hará principalmente por el reparto, liderado por dos magníficos intérpretes y una de las mujeres más sicalípticas del panorama cinematográfico actual.

"Stone" (John Curran, 2010)



Robert De Niro y Edward Norton establecen un duelo interpretativo en este extraño drama existencialista dirigido por John Curran, que también cuenta con la presencia de una Milla Jovovich desarmada, pero tan peligrosa como de costumbre.



Una obsesión que siempre ha fascinado a los creadores de cómics es la de la doble personalidad. Sobre eso sabe mucho Stan Lee, el principal artífice del panteón mitológico de la Marvel Comics. Ni que decir tiene que La Masa (Hulk) es una de las criaturas más formidables de ese repertorio de superhéroes. Como luego veremos, su trayectoria en las historietas ha sido mucho más intensa que su segunda vida en el cine y la televisión.