graciasportadadefesq

Un elevado tanto por ciento de esa perfección que atribuimos a los paisajes naturales se expresa por medio del arte, y lo mismo ocurre en sentido contrario: cuando un artista evoca la naturaleza, parte de su éxito se debe al prestigio milenario que ésta tiene en la imaginación humana.

Un libro ameno e inteligente sobre la geografía de Verne, el gran viajero literario. La omnipresencia de sus personajes en la Tierra ‒en su superficie, en las profundidades marinas e incluso en su núcleo‒ nos obliga a reconocer ese estatus del escritor, y en cierto modo, también nos obliga a reconocernos en su imaginario, descrito en el ensayo de Eduardo Martínez de Pisón como si fuera una formidable cartografía histórica.