logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

La nueva película de Edgar Wright es prácticamente un musical. Uno “disfrazado”, pero musical al fin y al cabo. Hay quien podría decir que en realidad es un largo videoclip, pero el director británico nunca abandona la narrativa para ofrecer una sucesión aleatoria de imágenes y ritmos llamativos, así que mejor nos quedamos con la definición de “musical”.

Un binomio la mar de simple, pero que funciona casi siempre: humor y acción. Eso es lo que nos proporciona Ant-Man, la nueva franquicia de Marvel Comics inspirada en uno de sus superhéroes. Escrita por un equipo de guionistas que inmediatamente despierta nuestra simpatía ‒Edgar Wright (Shaun of the Dead), Joe Cornish (Tintín y el secreto del Unicornio), Adam McKay (Saturday Night Live) y el actor Paul Rudd, que demás es el protagonista‒, la cinta apuesta sobre seguro y no defrauda a quienes buscan un ligero divertimento de fantasía y ciencia-ficción.

Han pasado casi diez años desde que Edgar Wright y Simon Pegg se ganaron el amor del público y la crítica con Shaun of the Dead (Zombies Party), brillante combinación de zombis y comedia costumbrista donde todo –guión, actores, realización, montaje y hasta efectos especiales– funcionaba a la perfección.

Crítica de "Attack the Block" (2011)



Puede que vivan en un suburbio londinense y que ya estén fichados por la policía, pero su habilidad para enfrentarse con los alienígenas les hace un sitio en el mapa.



Si describimos Shaun of the Dead como una comedia romántica con zombis, es probable que el espectador se sienta confuso. Pero si decimos que el realizador es Edgar Wright –capaz de poner un motor fuera borda a la cámara–, y que los protagonistas son Simon Pegg y Nick Frost, la cosa cambia bastante.



El reconocimiento de Shaun of the Dead (Zombies Party) por parte de crítica y público les creó un problema a Pegg, a Wright y al resto de su equipo creativo: ¿qué podían hacer a continuación?



El exitoso cómic del canadiense Bryan Lee O´Maley llega al cine de la mano de Edgar Wright, un director que ha dado mucho que hablar en los últimos años, al menos entre el público llamado geek. Scott Pilgrim contra el mundo (Scott Pilgrim Vs. The World) es una comedia sobre asuntos muy reales, pero mostrados de manera peculiar.