logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Warren Beatty, esa especie de Guadiana cinematográfico que desaparece durante largas temporadas y vuelve a asomarse en Hollywood con algún proyecto inesperado, se pone de nuevo a ambos lados de la cámara (encargándose también del guión) con este inclasificable drama (¿cómico?) que transcurre en la órbita laboral del extravagante magnate-ingeniero-piloto-chalado Howard Hughes, papel que se reserva el propio Beatty.

La angustia, el vértigo, la adrenalina y las ganas de vivir convertidos en arte. Gravity no solo un prodigio técnico, es también una de esas raras ocasiones en las que el espectador, atornillado a la butaca, se identifica de tal modo con los protagonistas que vibra y se emociona como si la supervivencia le fuera en ello.

De todas las cosas que se pueden hacer con un submarino, Todd Robinson elige en su película las más previsibles y archisabidas. Supongo que hay fallos de guión que pasan desapercibidos hasta que la cinta ya está en manos del montador. Por eso mismo, es una lástima que en Phantom se derroche el talento de intérpretes como Ed Harris, David Duchovny o William Fichtner, que intentan sobrellevar con la mayor dignidad posible este armatoste repleto de tópicos.

Lo segundo que debería haber hecho Pablo F. Fenjves después de corregir este guión es pensárselo dos veces antes de darlo por bueno. Desde luego, el guionista no es el único culpable de que esta película parezca un telefilm de sobremesa, pero buena parte de la culpa recae sobre sus espaldas.



«Veo a Beethoven ahí de pie», dijo el guionista y productor Christopher Wilkinson el primer día de rodaje, «pero, ¿qué habéis hecho con Ed Harris?»



Cuando Scott Rudin compró los derechos para la pantalla de la novela de Michael Cunningham, muchos se preguntaron cuáles serían las dificultades que deberían afrontarse para adaptar una pieza literaria no lineal y tan llena de matices.



A David Cronenberg, en el invierno de 2003, le fascinó el guión: “Basándose libremente en la novela gráfica de John Wagner y Vince Locke, el guión de Josh Olson cuenta la historia de una ciudad pequeña del centro de Estados Unidos. Tiene elementos clásicos sin ser una imitación”.



A todo el mundo le gusta que reconozcan el trabajo duro y bien hecho. Y el público del mundo entero ha enviado un mensaje muy claro a este respecto al productor Jerry Bruckheimer y al director Jon Turteltaub, ya que “National Treasure” (La Búsqueda) recaudó más de 347 millones de dólares en todo el mundo tras su estreno en el año 2004.



Las durísimas novelas de detectives de Dennis Lehane, que mezclan un intenso suspense con magníficos personajes y temas escandalosos extraídos de los barrios bajos en los que impera el crimen, se han convertido en los últimos años en unas de las novelas de ficción contemporánea más electrizantes de los Estados Unidos.



El director Peter Weir, acompañado por los protagonistas de su película Camino a la libertad –Ed Harris, Colin Farrell, Jim Sturgess y Saoirse Ronan– nos recibe para comentar los pormenores de esta conmovedora y fascinante producción.