El otro yo del doctor Merengue

En los años de 1950 se publicaba en la Argentina una revista verduscona llamada Rico Tipo en la cual había una historieta semanal: El otro yo del doctor Merengue.

Homenaje a Jesse Owens

En 1936, Hitler convocó las Olimpiadas Mundiales a efectos de mostrar su eficacia y su amor a la paz, dos cosas que habría de desmentir en la guerra a precio de 55 millones de muertos. A tal efecto mandó suprimir toda la propaganda antijudía y permitió que una judía exilada en Estados Unidos, Helene Mayer, participara en los juegos sin declarar su identidad y reservándola para el caso extremo de mostrarla como prueba de tolerancia racial.

Virtud y fortuna

Dice Maquiavelo, palabra más o menos, que el buen príncipe, a quien hoy llamamos dirigente, ha de reunir dos cualidades: una personal, la Virtud, y otra objetiva, la Fortuna. Cuando ambas se juntan, el príncipe triunfa y, aunque no sea amado, será respetado y temido.