La Tierra, ese punto azul pálido

La misión espacial no tripulada Cassini-Huygens se emprendió gracias a la colaboración entre la NASA, la ESA y la ASI. Diseñadas con el propósito de estudiar el planeta Saturno y sus satélites, la nave Cassini y la sonda Huygens partieron el 15 de octubre de 1997, impulsadas por un cohete Titan IV Centaur. Después de una travesía que apasionó a los científicos, la sonda llegó a la mayor luna de Saturno, Titán, el 14 de enero de 2005.

La simplificación digital

Cualquier cosa que digamos acerca del mundo supone, necesariamente, una selección y es, por tanto, una simplificación.

Actualmente [2006] algunos científicos postulan que si tan sólo en la Vía Láctea existen miles de millones de estrellas, es absurdo pensar que la Tierra, nuestro planeta, fue el único lugar donde se desarrolló la inteligencia.

Hace unos años, en 2013, astrónomos de las universidades de Princeton y Berkeley decidieron buscar posibles huellas de civilizaciones extraterrestres. Para ello, se dividirían en tres grupos y comenzarían a estudiar los datos de los radiotelescopios Spitzer, WISE y Kepler con el objetivo de encontrar las señales de una tecnología avanzada en el universo.

Leo un comunicado de la Agencia Espacial Europea publicado el 30 de enero de 2013:

Man on the Moon

La revolución iniciada por Copérnico en el siglo XVI trajo consigo una imagen del mundo que negaba los “hechos obvios” que cualquiera con dos dedos de frente podía reconocer, esto es, que el sol, los planetas y las estrellas se movían sobre una Tierra estática siguiendo el curso de esferas traslúcidas.

Moby, el famoso creador de música electrónica, incluye en su disco 18 una canción llamada “We are all made of stars” (todos estamos hechos de estrellas).

La dama de los microbios

El martes 22 de noviembre de 2011 falleció la famosa bióloga Lynn Margulis, a quien muchos admirábamos, a los 73 años, debido a un derrame cerebral. 

Hasta hace poco, la expresión “evolución cultural” no era más que una bonita metáfora. Para Carl Sagan, la cultura es una adaptación que permite al ser humano sobrevivir cambios repentinos en su ambiente ante los cuales la evolución biológica (genética) sería demasiado lenta.

Felizmente, libros como éste nos recuerdan que, como decía Isaiah Berlin, vivimos en la Era de la Razón. Y este sentimiento es difícilmente explicable sin lo que Neil deGrasse Tyson, autor de este magnífico ensayo, identifica como una síntesis de conocimiento. Es decir: una sabiduría transversal, empírica, elaborada por medio de diversas estrategias científicas, pero capaz de darnos una visión acabada y fascinante de la realidad.