smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

Hay quien dice que las películas al estilo de Aliados son “películas para señoras”. Quizá haya cierta verdad detrás de dicha categoría, pero sería un poco ingenuo pensar que a todas las señoras les gustan las mismas cosas, o que films como Aliados sólo puedan ser disfrutados por ellas.

A partir de un voluminoso libro de gran éxito, escrito por Michael Lewis, The Big Short. Inside the Doomsday Machine, el director de cine Adam McKay realiza una película cuyos aditivos principales son el sarcasmo, la ironía y la distancia inteligente.

Cuando Spielberg estrenó la grandiosa Salvad al Soldado Ryan, nos dejó a todos patidifusos gracias a ese crudo aspecto visual con el que homenajeaba a los cineastas que documentaron la Segunda Guerra Mundial para el Departamento de Defensa: John Ford, George Stevens, John Huston y Frank Capra. El estilo pseudo-documental, a partir de ese momento, se convirtió en el estándar no sólo en las películas de guerra, sino en el cine de acción.

Pocos meses después del acercamiento tangencial (como todo lo que hace) de Tarantino a la época de la esclavitud en el Sur de estados Unidos (Django desencadenado, 2013), se estrena la película cuyos responsables quieren que sea definitiva, la última palabra en el tratamiento cinematográfico de aquellos años de indignidad para la especie humana.

A medida que pasan los años, crece el prestigio del octogenario escritor norteamericano Cormac McCarthy, natural de una ciudad media como Providence, en un estado del Este como Rhode Island, pero vecino de una ciudad fronteriza como El Paso, en un estado periférico como Texas.

Cuando el protagonista es otro

La publicidad por emplazamiento, o como se le conoce en inglés product placement, es una estrategia de marketing frecuentemente utilizada en las diversas industrias del entretenimiento. En la televisión, el cine y hasta la música, esta técnica se usa para incluir anuncios de marcas o productos fuera de los espacios dedicados exclusivamente a la publicidad.

Pese a algunas grietas estructurales en su guión, que me impiden hablar de un gran largometraje, Guerra Mundial Z es un sólido blockbuster de verano, urdido con inteligencia y con un impecable elenco técnico y artístico.

Brad Pitt atraviesa con paso rápido el pasillo central del Cine Capitol. Luce una sonrisa radiante, que casi anima a invitarlo a un café para darle conversación. Durante el recorrido, los aplausos se mezclan con los cuchicheos –Ooooo... – y las exclamaciones de sorpresa. Hoy Pitt va a ser nuestro maestro de ceremonias en la première de su nueva película, Guerra Mundial Z.

Moneyball: Rompiendo las reglas está basada en la historia real de Billy Beane (Brad Pitt), una prometedora estrella del béisbol que, incitado por el fracaso de no haber demostrado en el campo todo lo que se esperaba de él, enfocó toda su naturaleza competitiva hacia el área de la dirección de equipos.

"Happy Feet 2" (George Miller, 2011)

Han pasado cinco años desde la aventura narrada en Happy Feet. Mumble (Elijah Wood) y Gloria (P!nk) son ahora los padres de un polluelo, Erik (Ava Acres), a quien no le gusta bailar. Y ese es todo un inconveniente si tenemos en cuenta que Mumble ha convertido el país de los pingüinos en un musical permanente. Entretenida, tierna y llena de vistosos números, Happy Feet 2 no pasará a la historia de la animación, pero es un espectáculo familiar más que aceptable, que crece con la presencia de dos camarones inolvidables, Bill y Will (Matt Damon y Brad Pitt).