graciasportadadefesq

El juego de la venganza

La historia tuvo lugar en Kuala Lumpur en 1911. Luego se convirtió en un relato, publicado en 1924, junto a otros que formaban el libro The Casuarina Tree. Más tarde, en una obra de teatro escrita en 1927. Por fin, en una película, de 1929. Y el fin de todo ello, de esta suerte de atracción mantenida en el tiempo, es esta película La carta, de 1940.

La Reina Virgen

Los sábados, después de comer, tocaba sesión de cine. Mi madre, mi hermana y yo nos sentábamos en el sofá del comedor y veíamos la película de turno. Allí no se elegía. En aquellos tiempos veías lo que tenían a bien programar en la única televisión existente. Y punto.

La venganza se sirve bien fría

La carta (1940) forma parte del cuarteto de las mejores interpretaciones de Bette Davis. Con ella están Eva al desnudo (1952), La loba (1941) y Jezabel (1938). El prototipo de mujer fría, a veces por dentro y por fuera y, en ocasiones, solamente de cara al exterior, se acuña en estas cuatro películas, distintas pero con el denominador común de la personalidad de la Davis, con toda seguridad la actriz con más hondura interpretativa del cine americano (o, lo que es lo mismo, del cine).

La sonrisa de la ambición

Para Ignacio…un cinéfilo que dibuja palabras…
He aquí que Mary Orr acaba de publicar en la revista Cosmopolitan un relato llamado "The Wisdom of Eve". Corre el año de 1946. Aunque ella no lo sabe hay alguien que ha reparado en esa historia. Alguien cuya cabeza da vueltas y vueltas en busca de una idea.