graciasportadadefesq

Si Almodóvar enseñó a los españoles que el cine contemporáneo patrio puede ser exportable, Álex de la Iglesia fue quien abrió el camino a géneros y estéticas que parecían casi prohibidas en España, sin por ello tener que imitar modelos extranjeros ni perder nuestra identidad cultural, signifique eso lo que signifique.



Guillermo del Toro, uno de los mejores directores del mundo, y no sólo dentro del género fantástico, produce esta cinta de suspense de bonito acabado visual, mal guión y peores interpretaciones.

Diálogo con Juan Antonio Bayona.



En su primer fin de semana en las pantallas españolas, El orfanato recaudó 5.900.000 euros y fue vista por un millón de espectadores.