Trestesauros500

"El ausente", de Antonio Rivero Taravillo

A mí se me antoja que escribir una novela con la figura central de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, es un atrevimiento, un acto de valentía, un gesto kamikaze.

Llega a las librerías un libro importante: Aforismos del no mundo, del poeta Juan Eduardo Cirlot (1916-1973), en edición de Antonio Rivero Taravillo. La lectura de esta obra comporta serios retos para el lector, sobre todo si, como es mi caso, aterrizó en el mundo de Cirlot a través del ensayo ‒sus escritos sobre arte o su prodigioso Diccionario de símbolos‒ antes de descubrir su obra poética ‒para empezar, los poemarios que constituyeron el ciclo Bronwyn‒. Y hablo de retos porque estos son los aforismos de un filósofo que no escribe con ligereza, o a favor de la marea, sino desde la intimidad de su sabiduría.

"Impresiones de Irlanda", de G.K. Chesterton

Ejercicio de agudeza lectora. Adivine cuál de estas dos virtudes corresponde a Impresiones de Irlanda: la corpulencia literaria e intelectual o ese ingenio que se expresa mediante chispeantes paradojas.

"Esta madera negra, los estantes"

Abrí el libro despacio, con cierta prevención. La poesía tiene un click y, si no suena, la cosa tiene poco arreglo. Volatilidad del verso, como el perfume de la flor del magnolio que se apaga cada noche y cada amanecer reverdece. Abrí el libro, sí. La cubierta es de color albero, el color de Sevilla, y el interior, con páginas de rugosa textura amarillenta, parece confortable. Como si pudieras descansar en él quién sabe qué cansancio o qué desdicha.