logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Simulación

Gente muy letrada hay que se considera afrentada si se le pregunta qué libro elegiría, en caso de quedar varada en una isla tropical y solitaria, para pasar sus días y noches leyéndolo, mientras escucha el rumor del mar e imagina el ronroneo de las máquinas del buque que viene al rescate. Es una afrenta no porque no suela viajar en barco o porque no acostumbre llevar consigo su libro favorito, sino porque es imposible tener siquiera un autor favorito. ¿Cervantes o Shakespeare?, por ejemplo. Confieso que yo respondería al instante y sin ofenderme: me llevaría sin dudar los cuentos completos de Chéjov, pues no hay nada humano que le sea ajeno, lema del cartaginés Terencio.

La única novela policiaca que escribió el gran Chéjov, vertida al español por Irene Tchernova en los años cincuenta, llega nuevamente a manos del lector en un volumen primorosamente editado por Reino de Cordelia y revisado por José Fernández Bueno.

"Flores tardías", de Antón Chéjov

¿Será posible? Pues lo es. Chéjov resulta fascinante incluso en las piezas de su primera etapa, cuando aún no había llegado a ese periodo en el que las obras maestras se convirtieron en la divisa de su trayectoria literaria.

El título de la primera tarea de Newman como director, On the harmfulness of tobacco (1959), recuerda, por su referencia central, el de aquella hermosa novela de Erskine Caldwell, "Tobacco road".