El protocolo obliga a comenzar estas líneas acerca de la película diciendo que su director, el canadiense Denis Villeneuve, es uno de los realizadores de moda en Hollywood.

Me confieso seguidora de la carrera de Tim Burton. Sin embargo, hasta los admiradores incondicionales, como yo misma, empezábamos a estar cansados del exceso de “timburtonismo” en el que parecía haberse encerrado el director en sus últimos trabajos. Y por respeto a la obra de Burton, no incluyo entre estos su versión de Alicia en el país de las maravillas, que me ha resultado imposible ver más allá del primer cuarto de hora.

Divertida, descarada, y sobre todo, inteligente. Estas son, en mi opinión, las tres cualidades que definen esta película, una comedia de cuya proyección se sale con una ligereza de ánimo que no es frecuente en el cine actual.

En los albores del mito de Superman, el hombre de acero se consolidó como una de las figuras más esperanzadoras y optimistas la primera mitad del siglo XX. Creado en tiempos del New Deal, el kryptoniano ocupó un lugar en nuestro imaginario del que nadie –ni siquiera la oleada de superhéroes existencialistas– ha logrado desalojarle.

"Los Muppets" (2011)



El director James Bobin hace su debut como director con esta película, que supone el retorno a la gran pantalla de los Muppets (conocidos por toda una generación como los Teleñecos). Bobin fue el co-creador del show de HBO Flight of the Conchords, del cual fue guionista, productor y realizador.



En Los Muppets, Jason Segel interpreta el papel protagonista, pero también es el autor del guión, así que se me ocurren pocas personas que puedan hablarnos con mayor criterio del esperado retorno al cine de Los Teleñecos.



La trama de Atrápame si puedes puede parecer un poco exagerada incluso para Hollywood si no fuera por el hecho de que se basa en una historia verdadera. “Lo que ocurre en la vida real es, a veces, mucho más fascinante que lo que uno pueda inventar”, comenta Leonardo DiCaprio, el actor que interpreta a Frank W. Abagnale Jr., el protagonista de la historia.



En 1979 hacía seis años que el congresista Charlie Wilson representaba al 2º distrito de Texas de forma impecable. “El liberal de Lufkin” era una paradoja viviente que luchaba por los más débiles. Defendía los derechos de las mujeres y la desgravación fiscal para la tercera edad, pero este tejano se oponía al control de armas.



Para el guionista Bill Kelly, la idea que se convirtió en Encantada: La historia de Giselle empezó literalmente en el país de ensueño, con la idea de crear un personaje inocente y puro y dejarlo suelto en un mundo moderno y cínico.



Desde los primeros momentos de La duda (Doubt) de John Patrick Shanley hasta su impactante conclusión, la incertidumbre se apodera de todo, arrastrando al público hacia un inquietante misterio en el que dos monjas, un sacerdote y la madre de un niño, y también los espectadores, se ven obligados a enfrentarse a sus creencias más profundas mientras luchan con la sentencia y el veredicto, la convicción y la duda.