graciasportadadefesq

El nombre de Katsuhiro Otomo es hoy conocido en Occidente sobre todo por su postapocalíptica Akira. Ciertamente, no es su única obra, pero tal es su calibre en términos de extensión, ambición e influencia que no puede extrañar que siempre que se mencione su nombre sea para relacionarlo con ella.

A casi nadie le gustaría despertarse una mañana y descubrir que un libro es el culpable de la devastación que le rodea. En realidad, cuesta creer que un texto, por sí solo, sea capaz de originar una guerra o inspirar un genocidio. Las cosas, por supuesto, nunca son tan sencillas. Sin embargo, es cierto que hay libros cuyas páginas están escritas con pólvora, y que han servido de coartada de hierro para organizar tremendas atrocidades.

"Ingleses", de Ignacio Carrión

A lo largo de sus 78 años de vida, Ignacio Carrión demostró con enorme talento cómo debe ser un periodista cosmopolita. Antes de llegar a El País en 1990, donde trabajó como enviado especial durante una etapa apasionante, fue corresponsal del ABC en San Francisco y en Londres, donde también trabajó para EFE, y a sueldo de Cambio 16 y Diario 16, escribió desde Washington.

"Los años de Madridgrado", de Fernando Castillo

Los sentimientos antimadrileños venían fraguándose desde fines del XIX, en parte por ser considerada la capital un foco de liberalismo y en parte por ser el núcleo duro del centralismo.

Esta es la primera y la más extraña de las novelas pertenecientes al subgénero de "Tierras Huecas". A principios del siglo XIX, John Cleves Symmes propuso su Teoría de las Esferas Concéntricas, según la cual nuestro planeta está hueco y es habitable por dentro, existiendo acceso a su interior en ambos polos.

La vida de la joven Mary Wollstonecraft Shelley fue tan novelesca como muchos de los folletines publicados en el siglo XIX. Era hija de William Godwin, autor de Caleb Williams, y de Mary Wollstonecraft, autora de A Vindication of the Rights of Woman, que ya tenía otra hija ilegítima de otro hombre y murió de fiebre tras el nacimiento de Mary. Godwin volvió a casarse, en esta ocasión con una viuda con dos hijas, y tuvo un hijo con ella. Mary creció en un hogar problemático e inquieto.

"Estrategia. Una historia", de Lawrence Freedman

Monumental, erudito, abrumador... Este ensayo es una de esas obras imprescindibles para cualquiera que desee comprender cómo se gestiona el poder, cómo se da el salto cualitativo hacia la victoria o cómo se interviene de verdad en un reto, independientemente de su alcance y naturaleza.

Es difícil que por lo menos alguien no haya oído citar a esta disciplina como la base de muchas estrategias. Desde la política a la mercadotecnia, desde las habilidades empresariales a la gestión de equipos, la psicología social figura siempre como ese pilar académico que sostiene, muchas veces desde la trastienda, cada una de esas actividades.