graciasportadadefesq

"Orquídea Negra", de Neil Gaiman y Dave McKean

Cuando salió a la venta la primera edición de Orquídea Negra (diciembre de 1988 - febrero de 1989), Neil Gaiman disponía de un cierto caudal de prestigio, pero aún no era el novelista y guionista de culto que es hoy: un narrador que llena auditorios cada vez que da una conferencia y que ha convertido su apellido en el sinónimo de un estilo.

Hay quien dice que las películas al estilo de Aliados son “películas para señoras”. Quizá haya cierta verdad detrás de dicha categoría, pero sería un poco ingenuo pensar que a todas las señoras les gustan las mismas cosas, o que films como Aliados sólo puedan ser disfrutados por ellas.

Hace más de tres décadas que pisamos la Luna, pero aún nos cuesta entender de qué está hecho el universo. Esta duda, por cierto, se las trae. No es una de esas cuestiones básicas que se dirimen acogiéndose a la ignorancia ‒"Verás, es que yo soy de Letras"‒, y tampoco es una invitación para el desvarío intelectual.

A la hora de redefinir el canon en el universo expandido de Star Wars, Chuck Wendig ha sido un creador decisivo. Su anterior novela, Consecuencias, fijaba unos cuantos parámetros a partir de los cuales irán tramándose las conexiones entre la ficción literaria, los cómics y las nuevas películas inspiradas en la fantasía espacial de George Lucas.

Saga nº 06

Quién sabe cuántos recuerdan hoy títulos como Y: El último hombre, Ex Machina, Runaways o Los Leones de Bagdad. El mundo del cómic gira a tal velocidad que, al cabo de cinco años, cualquier obra parece quedar fuera de la memoria colectiva. Pero si uno los analiza con perspectiva, comprobará que esos títulos no han pasado de moda, y que además, responden a una clara voluntad de estilo.