graciasportadadefesq

Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre dos mundos lejanos: la electrónica experimental y la música pop, que finalmente emprendieron un diálogo, sentando las bases para una cita emocionante en el futuro.

El primer disco que grabó Barbara se llamaba Barbara à L'Écluse (Pathé Marconi / La voix de son maître, 1959). L'Écluse era el pequeño club donde cantaba desde 1958.

Domenico Modugno (Polignano a Mare, Bari, 9 de enero de 1928 - Lampedusa, 6 de agosto de 1994) es, quizá junto a Mina, el mayor artista de la canción italiana. Que ya es mucho decir porque la lista de competidores es inmensa (Adriano Celentano, Luigi Tenco, Ornella Vanoni…) . Pero Modugno tiene algo que le hace único, algo que es difícil definir pero fácil de percibir con sólo oírle.

El día que murió Elvis, un 16 de agosto de 1977, yo estaba con mi padre en un pueblo de la costa. Tal vez estaban también mi hermana y Ana, una amiga de mi padre, pero los recuerdos de fechas próximas a veces se mezclan de tal modo que es imposible asegurar que no nos estamos inventando parte de la historia.

Hay muchos detalles admirables en la trayectoria de Diego A. Manrique, un periodista que nos ha servido de referencia a quienes hablamos y escribimos sobre música en España. Charlar con él implica recordar toda una carrera de logros, desde sus inicios en la revista Triunfo, allá por los setenta, hasta la fundación de Radio 3 en 1979, pasando por su labor como articulista en El País y por su presencia en inolvidables programas televisivos como Popgrama (1977) y Caja de ritmos (1983).

Benjamin Escoriza falleció el 9 de marzo de 2012. Si hubiera que elegir el disco que mejor resume su espíritu, sin duda sería Rumba Argelina (Música Sin Fin, 1993), un álbum irrepetible, lleno de canciones sublimes.

El tema "O Mi Shangó", del percusionista Mongo Santamaría, incluido en el LP Sofrito (Vaya Records, 1976), nos traía una mezcla de afrobeat y santería que muchos años después, en 2011, redescubrimos a través de una nueva versión. Una remezcla que, en cierto modo, recuerda el trabajo de Masters At Work, ese dúo especializado en house que forman "Little" Louie Vega y Kenny "Dope" González.

Décadas después de la disolución de Joy Division, este legendario grupo volvió a la primera línea de actualidad por varios motivos. En 2007, fallecía Tony Wilson – fundador del sello musical Factory Records, desde el que lanzó a Joy Division– y ese mismo año se reeditaba "Love Will Tear Us Apart", su single más conocido, tan sólo unas semanas antes del estreno en salas de Control, el biopic sobre Ian Curtis dirigido por Anton Corbijn.

Hay que escuchar a nuestro personaje de hoy en su justa medida para apreciar su poderoso legado. Se trata de una figura histórica del jazz y la creación que hemos elegido para recordarlo es, créanme, toda una experiencia.

Tras sus lejanos inicios en el quinteto de Horace Silver y después de consolidarse como batería en grabaciones de George Benson y Grover Washington Jr., Billy Cobham fue ganando prestigio en el ámbito del jazz en una inmejorable compañía.

Una vieja grabación del año 1978, recuperada en 2002 en el North Sea Jazz Festival, me sirve de disculpa a la hora de hablarles de un artista que, en otro tiempo, alcanzó un enorme reconocimiento. Me estoy refiriendo a Gino Vannelli, y la grabación con la que inicio estas líneas fue editada en 2011, gracias al sello Indigo.

Para el que no lo conozca, Richard Pinhas es un sofisticado guitarrista progresivo francés que lleva grabando de forma casi ininterrumpida desde 1972 y del que apenas hace un par de meses nos acaba de llegar un nuevo trabajo, Reverse (Bureau B, 25 de enero de 2017).

13 Degrees of Reality (Now-Again Records, 2013), cuarto álbum de estudio de The Heliocentrics, se cierra con cuatro piezas ("Prepare For Lift-Off", "Path Of The Black Sun", "Calabash" y "Vibrations Of The Fallen Angels") que culminan con una melopea soberbia, idónea para caracterizar el estilo y la ambición de este grupo londinense que en su día formaron el percusionista Malcolm Catto, el bajista Jake Ferguson, el guitarrista Adrian Owusu y el multi-instrumentista Jack Yglesias.

Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que a Bonezzi le recordaba la de su añorado Robert Fripp.

Más de treinta años de trabajo musical y de investigación antropológica, recorriendo medio mundo con una curiosidad admirable, sintetizan la trayectoria de esta cantante y multiinstrumentista canadiense. Una mujer muy fiel a sí misma, que nunca ha abandonado ese perfil que la sitúa entre la realidad y las leyendas con las que construye buena parte de sus temas.

Escuchar a Loreena McKennitt interpretando en directo "Santiago" nos permite redescubrir los matices de esta artista sensacional. Dicho registro, grabado en junio de 2012 en Maguncia, Alemania, dentro de la gira A Midsummer Night's Tour, se recoge en el recopilatorio del que hoy hablaremos como un bonus disc, y constituye un regalo absolutamente magnifico para sus seguidores.

An Ancient Muse (Quinlan Road, MRA), séptimo álbum de estudio de Loreena McKennitt, fue el resultado de un largo trabajo de investigación, y también de un periplo que condujo a esta intérprete y compositora por muy diversos países, siguiendo el rastro de los pueblos celtas.

"On Day One" es el tema que abre Kin (Nonesuch/Metheny Group Productions, 2014), el álbum de estudio editado el 3 de febrero de 2014 por el guitarrista Pat Metheny y el Unity Group. "On Day One" se prolonga a lo largo de quince magníficos minutos y se cierra con unos llamativos coros brasileiros, a lo Pedro Aznar, que al igual que sucede con otras piezas de este LP, avivan la nostalgia de algunos de los mejores momentos del Pat Metheny Group.

No nos cansamos de escuchar TAP: John Zorn’s Book of Angels Vol. 20 (Nonesuch/Warner Music, 2013), el disco que Pat Metheny elaboró a partir de varias de las composiciones que John Zorn ha escrito inspirándose en la tradición musical hebrea.

En 1972 Todd Rundgren nos decía cómo había que escuchar un disco... Así nos lo explicaba en su doble álbum Something/Anything?, editado en febrero de ese mismo año y grabado a finales de 1971.

Starmaker (BluJazz, 2012) es el tercer álbum en solitario del saxofonista de Ohio Lou Marini después de Lou's Blues (2004) y Highly Classified (2010). Se trata de un maravilloso disco que comienza con el tema que le da título, "Starmaker", y cuyo concepto está inspirado en una conocida novela de ciencia ficción, Hacedor de estrellas (1937), de Olaf Stapledon.

Hay una recopilación crucial para saber lo que se cocía musicalmente en la Barcelona de mediados de los años setenta. Se trata de Musica Laietana - Zeleste (Picap Records, 2009), que pone en el pedestal que le corresponde a la sala Zeleste, epicentro de ese movimiento que todos convenimos en llamar ona laietana o música layetana.

A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que él hizo suyos en el LP Bossa '68 (Sintonía, 1968), regresaron del pasado en un maravilloso disco llamado Café Ipanema editado por Subterfuge Records, en 2003, dentro del subsello Música para un guateque sideral.

Comenzamos la escucha de VerSons (Nuba + Karonte Records, 2013), el noveno trabajo de Abe Rábade, con una sorprendente versión de "Solar", el tema que Miles Davis inmortalizó en su álbum Walkin' (1954).

Shine es el álbum que graba en 2003 el compositor Daniel Lanois para el sello Anti-. Nos hallamos ante un trabajo que pasa desapercibido para gran parte del público, quizá porque, en esta ocasión, Lanois ya no graba en la multinacional donde editó sus dos primeros trabajos.

"Don't Mess with Mister T." es una canción sin duda muy conocida. Lleva la firma de Marvin Gaye, quien la compuso para la banda sonora de Su majestad el hampa (Trouble Man, 1972), un thriller de Ivan Dixon protagonizado, en pleno auge del blacksploitation, por Robert Hooks.

"This Guy's in Love with You", de Burt Bacharach y Hal David, es, sin duda, una de esas canciones que te ponen la piel de gallina. Y lo consigue en todas las versiones en que me ha sido posible disfrutar de ella.

Vamos a estar inmersos en la escucha de un disco que ha sido crucial en las vidas de muchos de nosotros. Un álbum clave por numerosos motivos, y es que, lo creamos o no, ya han transcurrido treinta años desde que Peter Gabriel publicara este cuarto trabajo en su discografía particular.