“Weird Al” Yancovic: hits musicales al servicio de la sátira

 En la cultura popular estadounidense Al Yancovic es bien conocido. Tanto, que ha logrado aquello que corona a una personalidad: aparecer en un capítulo de Los Simpson y doblarse a sí mismo.

Su trayectoria es larga, pues lleva desde los setenta haciendo parodias de los éxitos musicales del momento. En 1979 transformó "My Sharona" de The Knack en "My Bologna", un single editado por Capitol Records, y un año después, lanzó el tema "Another One Rides the Bus", inspirado en el clásico de Queen "Another One Bites the Dust". En España se dio a conocer con Fat (1988), su versión de Bad de Michael Jackson, que fue programada con frecuencia en los espacios musicales de la época.

Además de proponer caricaturas como estas, Yancovic utiliza la música para exponer alguna situación absurda, como hace en Like a surgeon (1985), versión, sí, del Like a virgin de Madonna. Esa versión y su vídeo (que personalmente me recuerda a algún sketch de los Monty Python) se hicieron tan famosas que, años después, incluso se hizo mención a ella en la teleserie Cómo conocí a vuestra madre.

"Weird Al" usaba la música de Madonna para contar la historia de un médico residente, recién licenciado, que más bien parecía un carnicero, que se había sacado la carrera de chiripa, y en cuyo quirófano aparecía el famoso juego Operación. Por si no lo recuerdan, el que consistía en sacar huesos de un cuerpo humano sin tocar los bordes para evitar que se encendiera la bombilla roja que el muñeco tenía por nariz.

Probablemente, si no lo conocían, habrán empezado a ver el tono de este peculiar artista. Sus dotes cómicas han ido mejorando con los años. Aunque lo cierto es que en Estados Unidos desde hace mucho sus parodias musicales son una referencia para muchos, igual que las de Martes y trece, o las británicas French & Saunders lo son para algunos de nosotros.

Es posible que su popularidad no se haya extendido a España, o a países no anglosajones, porque muchas de las referencias de sus canciones eran internas. Por ejemplo, tiene una canción dedicada al concurso Jeopardy, un clásico de la televisión americana, pero que a la gran mayoría de la población española le sonará extraño. También, por supuesto, estaba la dificultad de acceder a sus contenidos. Ahora YouTube y Vevo nos permiten ver los vídeos de “Weird Al” Yancovic, incluso con las letras para no perdernos nada de su peculiar y estrafalario sentido del humor.

Además de a Madonna, ha parodiado temas de The Doors, Nirvana, Puff Daddy y autores más recientes, como Ke$ha, Britney Spears, Justin Bieber y Lady Gaga.

Entre sus interpretaciones, hay algunas con las que el público español conectará más rápidamente. Por ejemplo, recomiendo el vídeo de The Saga Begins, en el que, con la música de American Pie, de Don McLean, cuenta, vestido de un joven Obi Wan Kenobi (trenza incluida) los inicios de la saga de La Guerra de las Galaxias, acompañado por el Emperador Palpatine al piano. Su estribillo dice algo así como: “Voy a entrenar a este chico, en el futuro será Darth Vader, pero por ahora es solo un chaval”.

También está muy logrado el vídeo de Born this Way de Lady Gaga, en el que superponen su cara a varios cuerpos de mujer, y donde aparecen atuendos incluso más absurdos que los de Lady Gaga.

Gangsta’s Paradise de Coolio, una canción famosísima de los años 90, perteneciente a la B.S.O. de la película Mentes Peligrosas, se transforma en manos de "Weird Al" en Amish Paradise, y su título no engaña a nadie. Trata de las tribulaciones de un amish.

Por supuesto, el vídeo llamado Jurassic Park también debe mencionarse. Está hecho usando animación con plastilina, y recupera todas las escenas míticas de la película, incluida la de la muerte en el retrete, con la música nada menos que de Macarthur Park, uno de esos estándares americanos sagrados interpretados por artistas como Maynard Ferguson o Nancy Sinatra.

Para acabar, hablemos de la razón que está convirtiendo a “Weird Al” en un fenómeno mundial actualmente: la próxima publicación de su último trabajo, su proyecto #8videos8days, que consiste, como su nombre indica, en publicar un vídeo nuevo cada día de esta semana. En él se incluyen las parodias de dos de las canciones de mayor éxito y repercusión de los últimos tiempos, Happy de Pharrell, y Blurred Lines de Robin Thicke. Ambas, en mi opinión personal e intransferible, machaconas, pegajosas (que no pegadizas) y altamente cargantes. Por eso me encanta lo que hace este cómico con ellas.

El rollo tan hipster y molón (palabra que mi generación usaba para cool) de Pharrell en Happy no solo desaparece, sino que se le da la vuelta totalmente. El título original se transforma en Tacky (hortera, cutre), lo que da una idea de la revisión que hace Yancovic del tema. Básicamente, es una enumeración de todas las prácticas cargantes, innecesarias, superficiales y, bueno, tontas, para abreviar, en las que a veces caemos por dejarnos llevar por las modas. Casi es una canción reivindicativa. Así lo he sentido yo especialmente cuando habla de lo tacky que es colgar en Instagram todo lo que cocinas (¿No es un poco desolador que tantos avances tecnológicos, redes 4G, móviles de 32 Gigas con cámara de tropecientos megasuperpíxeles se usen muy a menudo, demasiado diría yo, para fotografiar paellas o pies en la playa?).

"Weird Al" no abandona el tono humorístico en ningún momento, e igual deberíamos leernos bien la letra de Tacky, por si estamos cometiendo alguna tontería innecesaria como ser víctimas de la moda, de las tendencias y de cierta egolatría, superficialidad y exhibicionismo que traen consigo las redes sociales, sobre todo si no sabes poner límites.

El vídeo, además, hará las delicias de muchos por las estrellas invitadas. Mi favorito es Eric Stonestreet (Cam de Modern Family), pero también aparecen Jack Black, Aisha Tyler y Margaret Cho.

El segundo vídeo destacado es Word Crimes. Soy filóloga y traductora, y claro, tengo facilidad, por ejemplo, para quedarme absorta leyendo diccionarios de sinónimos. Al fin y al cabo todos tenemos un lado oscuro. El vídeo con un supuesto alto contenido erótico de Robin Thicke (con sinceridad, el vídeo tan polémico de Blurred Lines me parecía más bien la fantasía sexual de un quinceañero) se convierte en una defensa de la gramática y ortografía. Se descontextualiza absolutamente y se transforma en una canción sobre reglas sintácticas y las faltas ortográficas.

En definitiva, tanto en el caso de Pharrell como en el de Thicke, “Weird Al” desmonta todo ese artefacto tan artificial, tan impostado y lo reduce a temas de la vida mucho más cotidiana. En todo caso, contado es mucho menos divertido.

Y por último, un breve apunte sobre su último vídeo, la parodia de Royals de la melancólica y taciturna Lorde. "Weird Al" inicia la canción con un elogio de las propiedades del papel de aluminio para conservar fresco un sándwich, pero sin previo aviso empieza a denunciar en televisión todas las teorías conspiranoicas, desde la intención de los Illuminati de dominar el mundo, al hecho de que los gobiernos siguen mintiéndonos sobre que el hombre llegara a la Luna.

Remata el vídeo con una referencia que a muchos nos ha llegado al corazón: la necesidad de hacerse un sombrero de papel de aluminio para evitar el control mental y que los alienígenas dirijan tus pensamientos, como hacía Joaquim Phoenix en Señales, una película tremendamente incomprendida.

Ahora que estamos en una época relajada del año, les invito a que se den un paseo por la constelación de vídeos de Yancovic. Un consejo: no le den muchas vueltas y disfruten de una diversión sin complicaciones.

Copyright del artículo © Julia Alquézar. Reservados todos los derechos.

Copyright de la imagen superior © Robert Trachtenberg/RCA Records. Reservados todos los derechos.

 

Julia Alquézar

Desde siempre he leído y he escrito. De niña era mi entretenimiento, de joven, mi refugio, y de adulta intento que sea mi sustento. Elegí la carrera de filología clásica porque desde el momento en que conocí las letras clásicas, y el griego clásico en particular, me sentí fascinada y no podía resignarme a estudiar ninguna otra cosa, por mucho más sensato que pareciera. Así, me licencié en Filología clásica por la U.B. y, a continuación, decidí cursar estudios de tercer ciclo, especializándome en estética del mundo clásico y teoría de la novela antigua, lo que me permitió obtener el Diploma de Estudios Avanzados.

Casi como consecuencia inevitable después de tantos años aprendiendo a traducir a los clásicos, empecé a trabajar en el sector editorial, primero como lectora y correctora, y después como traductora editorial de inglés, francés y catalán a español. Desde 2005, y tras cursar un postgrado de traducción literaria, he tenido la oportunidad de trabajar con grandes grupos editoriales y con editoriales independientes, como Rocaeditorial, Tempus, Penguin Random House, Edhasa, Omega-Medici, Ariel, Crítica, Destino, Noguer, Casals, Cambridge University Press, Bang, Siruela, RBA, Molino, Luciérnaga, Salsa Books, Gredos, Pearson, Blume, Proteus, Suma de Letras, Círculo de Lectores, Esfera de los Libros, Capitán Swing, Fórcola, Sajalín y S·D Ediciones.

Asimismo, compagino la traducción editorial con la enseñanza del griego, el latín y la cultura clásica en general en prácticamente todos los niveles de la educación secundaria obligatoria y el bachillerato, donde intento transmitir a mis alumnos mi pasión por la lengua y la literatura, así como los valores que caracterizan el espíritu humanista.

http://fabularios.com/

Sitio Web: www.juliaalquezar.com/

Social Profiles

Medios

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Defensa perfecta de la imperfección
    Escrito por
    Defensa perfecta de la imperfección Me gusta lo imperfecto no porque sea imperfecto, no porque yo me proponga apreciar lo imperfecto y alejarme de lo perfecto. No. Lo que sucede es que descubro que me gusta lo imperfecto cuando pienso…
  • Una última frontera
    Escrito por
    Una última frontera Entre finales del siglo XIX y principios del XX, nuestro planeta se volvió de repente mucho más pequeño. Los Estados Unidos cerraron oficialmente su frontera, dando por acabada una expansión de tres siglos,…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Cerebro y mente
    Cerebro y mente Si uno de los principales logros científicos del siglo XX fue descifrar las bases moleculares de la vida, el reto que definirá al XXI será comprender los mecanismos sutiles del funcionamiento cerebral. Éste será el siglo…
  • La Sevilla de Felipe II
    Escrito por
    La Sevilla de Felipe II Era 1 de mayo, del año de 1570, cuando Felipe II entró, por primera y única vez en su vida, en Sevilla. Y no entró por la Puerta de La Macarena, como era tradición. El…

Cartelera

Cine clásico

  • Arenas movedizas
    Escrito por
    Arenas movedizas La fiesta está podrida. El sábado noche es el momento en que los habitantes de este pueblo de Texas deciden dejarse sus buenas intenciones en casa y salir a la calle a arrasar con todo…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La prehistoria de Tchaikovski
    Escrito por
    La prehistoria de Tchaikovski Nada pacíficos fueron los comienzos del operista Tchaikovski. La guerra del caso era íntima y hace a su prehistoria como artista, ya que no como compositor. En efecto, su primera ópera, El voivoda, fue repudiada…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Charles Darwin: el hombre y sus mitos
    Escrito por
    Charles Darwin: el hombre y sus mitos La teoría de evolución mediante selección natural de Charles Darwin ha sido descrita quizá como la teoría científica más innovadora y más radical jamás propuesta. Para algunos ateos, como Richard Dawkins y Daniel Dennet, es…

bannernewsletter1