A single man

Si entendemos que arte es lo que queda cuando olvidamos cómo era la obra en sí, podría decir que para mí arte es la banda sonora de A Single Man. Aunque hace más de un mes que fui a ver la película de Tom Ford y solo recuerdo ya de ella su exquisita perfección formal, su cuidadísima estética y la sensibilidad que ha demostrado el director para narrar la historia, la cuestión es que es su música la que me persigue a todas horas y ha pasado a formar parte de mi banda sonora particular.

Si hay algo que ocurre con la música de cine actual es que a veces se echa en falta la capacidad de emocionar. Sin embargo, en A Single Man, Abel Korzeniowski, su autor, con la colaboración de Shigeru Umebayashi, ha creado una banda sonora basada exclusivamente en ese elemento, una de esas bandas sonoras que hacen que te enamores de la música de cine.

La película, que adapta la novela del mismo título de Christopher Isherwood, está ambientada en Los Ángeles en 1962. Narra la historia de un profesor universitario británico de 52 años que lucha por encontrarle sentido a su vida tras la muerte de su pareja, Jim. George rememora el pasado y no consigue ver su futuro mientras lo seguimos a lo largo de un único día, en el que una serie de sucesos y encuentros lo llevan a decidir si la vida tiene sentido sin Jim. De ahí que para el director “A single man” sea una historia romántica sobre el amor interrumpido, sobre el aislamiento que forma parte inherente de la condición humana y, en definitiva, sobre la importancia de los momentos aparentemente insignificantes de la vida.

Profundamente melancólica, sofisticada y profunda, la banda sonora nos permite interiorizar en el alma del protagonista y se integra a la perfección en el paisaje de la película. Así, las notas dan la sensación de pérdida que sufre el personaje, exploran emociones como la melancolía, la tristeza, la desesperación, e incluso el momento en el que uno siente que la vida ya no merece la pena. Y con ello Korzeniowski consigue, además, que nos sintamos en la piel del protagonista de la película.

La elegancia y clase de la música se hace evidente mientras uno la va escuchando. Pero además el torrente de emociones con que nos vamos encontrando, que representan todas aquellas que el protagonista debe ocultar y mantener escondidas, hace difícil que, por momentos, no lleguemos a conmovernos.

Un resultado realmente brillante.

Copyright © Alfredo Llopico. Reservados todos los derechos.

Alfredo Llopico Muñoz

Gestor Cultural de la Fundación Caja Castellón desde 2002.  

Licenciado en Geografía e Historia, Alfredo Llopico realizó los cursos de doctorado en Historia del Arte en la Universidad de Valencia y el Máster de Gestión de Recursos Culturales de la misma universidad. Se inició en el ámbito de la gestión cultural por medio de la organización y coordinación de actividades del área de cultura del Ayuntamiento de Onda, entre 1995 y 2002.

Desde 2003 hasta 2005, fue director de la Galería L'Algepsar de Castellón y participó en proyectos de sensibilización intercultural como Ecuapop, los de aquí, los de allí.

Asimismo, es colaborador de El Mundo y del suplemento cultural de El Periódico Mediterráneo.

 

Sitio Web: agitaciondesdelaperiferia.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • El barco de Teseo
    Escrito por
    El barco de Teseo La historia del barco de Teseo comienza en la época legendaria de Atenas, cuando el rey Egeo, preocupado porque no tenía heredero, decidió viajar a Delfos para consultar el oráculo del dios Apolo. Antes de…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Nuestra simbiosis con Google
    Nuestra simbiosis con Google A todos nos pasa: recordamos algunas cosas, pero confiamos en que otras las recuerde nuestra pareja (los nombres de familiares lejanos, en mi caso), nuestra familia (¿cuál era el teléfono de ese abogado buenísimo?) o…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Viaje sonoro por los sesenta
    Escrito por
    Viaje sonoro por los sesenta Cuatro títulos puccinianos y dos verdianos en históricas grabaciones a cargo de intérpretes hoy ya legendarios Myto, Walhall, Andromeda y Archipel, un cuarteto de ases en registros discográficos en vivo, están empeñados en que no…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Bosques para la salud
    Escrito por
    Bosques para la salud Un paisaje forestal siempre resulta emocionante. A través de los sentidos, nos hace sentir esa pulsión primigenia que revela lo más esencial de la vida y que confirma nuestros vínculos con la naturaleza. Por todo…

bannernewsletter1