Victor Herbert, un inventor del glamour

El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse que el melodismo de Broadway tiene mucho de violín gitano y que sus tramas dramáticas o vodevilescas evocan la opereta vienesa o húngara.

Victor Herbert está entre los fundadores de ese encanto. Irlandés de formación germánica, llevó a los Estados Unidos, país propicio al mestizaje, tanto una severa educación musical como una abierta y rica inspiración, patente en sus musical comedies, que aún seguimos tarareando y silbando por los caminos del mundo. En formato instrumental solista y con sesgo de intimidad hogareña, como en estas páginas, vuelve a mostrar su doble prodigalidad.

Sus fuentes de inspiración son muy variadas: nostalgias de la verde Irlanda popular, largos desarrollos melódicos acariciantes y de comedido sentimentalismo, aires indígenas, bailes de salón, romanzas, valses vieneses. Todo se filtra en su doble maestría para hacer cantar al violonchelo, su instrumento favorito, del cual fue virtuoso, y el infaltable piano de fondo salonero. Amable, apicarado, sutilmente amoroso, impresionista de fugaces paisajes, sencillo de escritura y sincero de expresión, su poder encantador llega lejos apenas el oyente se entrega a sus propuestas.

La obra herbertiana, conocida sobre todo por sus trabajos escénicos y la divulgación que le brindó el cine sonoro, se extiende por tamaños mayores, sinfónicos y concertantes. Pero lo suyo es la confidencia que estas páginas contienen a la vez que sirven para recobrar el tiempo perdido en los avatares trágicos de su siglo, el ahora anterior al nuestro.

Glamour constante y renovado, como siempre ocurre con la música auténtica.

VICTOR HERBERT (1859-1924): Obras para chelo y piano; Obras para piano Jerry Grossman, violonchelo. William Hicks, piano / NEW WORLD RECORDS / Ref.: 80721-2 (1 CD) D3

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

 

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Arthur Schnitzler y su época
    Escrito por
    Arthur Schnitzler y su época Hay años en los que uno descubre a un escritor y lo devora. Recuerdo con mucha claridad cuando descubrí a Poe en la adolescencia y cuando descubrí a Henry James al leer Los papeles de…
  • Autorretrato de Juan Malpartida
    Escrito por
    Autorretrato de Juan Malpartida Es habitual considerar que la miscelánea es un género subalterno de la literatura, cuando no un cajón de sastre que rehúsa ser un género. Un recopilador hacendoso busca y rebusca textos sueltos y dispersos y…
  • Necedades
    Necedades Quienes confiamos en el pensamiento racional como base fundamental de nuestras decisiones y acciones (después de todo, es eso precisamente lo que nos distingue de nuestros demás primos animales y nos permite trascender nuestros instintos…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¡Al diablo las leyes!
    ¡Al diablo las leyes! Hay quien piensa que las leyes humanas están hechas para violarse. Pero al menos queda el consuelo de pensar que sicarios, funcionarios corruptos y ciudadanos gandallas no pueden sustraerse a las leyes naturales, que se…
  • El hombre verde de Santa Eulalia
    Escrito por
    El hombre verde de Santa Eulalia Aquellos eran unos tiempos distintos. Viajábamos con mapas de carretera y guías de viaje. Y yo, además, siempre me hacía acompañar de mis celebérrimas guías de románico. Tenía para todas las provincias. Con un montón…

Cartelera

Cine clásico

  • "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989)
    Escrito por
    "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989) Esta desconocida película bien merece una revisión para reivindicarla. Nos hallamos ante una joya oculta de finales de los 80, que rinde homenaje al terror pulp de los años 30, dirigida por el extraño Tibor Takács, autor…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Robert Fuchs, vienés y brahmsiano
    Escrito por
    Robert Fuchs, vienés y brahmsiano Robert Fuchs (1846-1927) vivió lo suficiente como para asistir a varios derrumbes: el imperio austrohúngaro, la paz octaviana de la Europa finisecular y la música tonal. Su extendida labor como pedagogo oscureció el resto de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC