Viaje sonoro por los sesenta

Cuatro títulos puccinianos y dos verdianos en históricas grabaciones a cargo de intérpretes hoy ya legendarios Myto, Walhall, Andromeda y Archipel, un cuarteto de ases en registros discográficos en vivo, están empeñados en que no olvidemos nuestro inmediato pasado lírico-operístico. Y así, proponen a la atención de los ansiosos melómanos nacionales una media docena de oportunidades de renovar o enriquecer la discoteca personal.

Con reposiciones tan jugosas como el primer Rodolfo de Luciano Pavarotti o el inusitado Des Grieux pucciniano de Bergonzi. Con recordatorios de dos sopranos en lo mejor de sus posibles, como la insuperable Turandot de Nilsson o la prodigiosa Tosca de Crespin, la única en su momento que podía hacerle alguna sombra a la de Callas.

Comienza este relato con un Requiem verdiano importante por el clima de la captación (Festival de Edimburgo, agosto de 1960), por la sutilísima, mística dirección de Carlo Maria Giulini; por el reparto tan italiano en lo mejor de sus días (Fiorenza Cossotto, el poderoso Luigi Ottolini, Ivo Vinco) donde la soprano (Joan Sutherland) pone una especial nota de color y personalidad; por la clase de orquesta y coros (los de la Filarmonía de Walter Legge). Una experiencia inolvidable tras cada escucha.

Saltamos de Edimburgo a Nueva York, del Verdi religioso al Puccini más mundano, cuatro meses más tarde de ese mismo 1960. Nada más comenzar Manon Lescaut se capta que está en manos de un auténtico director-concertador con una experiencia de 40 años en fosos operísticos: Fausto Cleva.

En medio de los habituales nombres de la compañía metropolitana de entonces (Charles Anthony, de Paolis, Cehanovsky, Sgarro, etc.), unos a punto de dejar el teatro, otros comenzando un periplo que alcanza tres décadas más (el caso del sólido comprimario Anthony), emerge un terceto de calidad: Salvatore Baccaloni, un Geronte di Ravoir de la vieja y gran escuela, Bergonzi desde luego (en un personaje poco asociado a su carrera, de ahí el interés de este registro) y la glamurosa en todo el mejor sentido de la palabra Dorothy Kirsten, de carrera esencialmente americana con pocos registros oficiales capaces de dar cuenta de una interesante artista y notable cantante. Versión para disfrutar de, hay quien lo dice, la mejor ópera pucciniana, por el fraseo de incalculables matices del tenor; por el canto y la inmaculada caracterización de la soprano.

Marzo de 1961 en un retorno europeo, a París, para escuchar la versión francesa de Rigoletto, el bufón que con el cambio de idioma vuelve a hablar el original de Victor Hugo. Un terceto galo de calidad asegura la conveniente realización, al que merecería la pena añadir por méritos equiparables y suficientes la Maddalena de Denise Scharley, una de las Carmenes francesas más dignas de haberlo sido. Robert Massard da a Rigoletto una estatura reconocible, Renée Doria (tan encantadoras Juliette y Mireille y luego, en contraste, tan seductoras Thaïs y Fanny de la Sapho de Massenet) da a Gilda lo que le corresponde y el Duque es uno de los mejores tenores que ha dado Francia, de atractivos coloridos, canto impecable (a lo Kraus, baste decir esto) y aptitudes desenvueltas: Alain Vanzo. En el foso, Jesus Etcheverry, otro profesional con clase y pericia.

De París a Reggio Emilia, en Italia. Pavarotti, él nos lo cuenta con todo lujo de detalles en su libro Mi propia historia, debutó aquí con un personaje que se convertiría en su segunda piel: Rodolfo de Bohème. Personaje a medida de su personalidad, su vocalidad y su lirismo. Esa velada, dirigida por un prestigioso Francesco Molinari- Pradelli, nos lo rescata en toda su espontánea y apasionada juventud con el timbre ya irresistiblemente bello y comunicativo. De todos sus compañeros, premiados en un mismo concurso (Alberta Pellegrini, Bianca Bellesia, Vito Mattioli), sólo hizo algo de carrera el bajo encargado de Colline, Dmitri Nabokov que, entre otras cualidades, era el hijo del escritor de ese apellido, el autor de Lolita que en cine ha adquirido los rostros de Sue Lyon y Dominique Swain.

Es el primer Rodolfo pavarottiano, el del comienzo de una enorme lista que llega hasta el de la conmemoración del estreno de La Bohème en Turín en 1996. Más de tres décadas calentando la “manina” de Mimìs tan susceptibles de merecer ese calentamiento como Freni, Scotto, Izzo d’Amico, Lorengar, Cotrubas, Focile… Pocos días más tarde, nos trasladamos de la Emilia Romagna peninsular a Londres, siempre con Puccini: Tosca. Un director de la casa, Edward Downes, pone en pie una versión de indudable fuerza teatral y dramática. Se la dan Régine Crespin, francesa pero muy mediterránea (de Marsella, ya se sabe), espléndida de medios e intenciones en una noche gloriosa donde la voz carece de algunas durezas que afeaban su siempre certero canto; un Giuseppe di Stefano (siciliano para más datos), un año antes de la grabación de estudio con Karajan, mejor de posibles y con más generosa matización. Scarpia es Ottokar Kraus, checo nacionalizado inglés (por eso no es raro encontrarlo aquí) quien, más proclive a lucirse en otros repertorios, es capaz no obstante de no dejar de lado las posibilidades inmensas de su personaje. Al menos no se lo “comen” sus otros más dotados y carismáticos compañeros.

Un mes y cuatro días más tarde, Di Stefano se encuentra en la Scala milanesa para un ardoroso Calaf de Turandot, un príncipe “ignoto” que nunca registró en estudio: la EMI prefirió colocar en su lugar a Eugenio Fernandi cuando la planteó con su compañera de siempre la Callas. Di Stefano, como tres años antes en el mismo escenario, ha de competir con la opulencia sonora de la mejor Turandot que escucharse pueda desde Eva Turner: Birgit Nilsson.

Aunque el duelo no es tan sobrecogedor como cuando la sueca se enfrentaba a Franco Corelli, merece la pena disfrutar también este inflamado mano a mano. Pese a que nos inclinamos más ante el lirismo de la Liù de la anterior función recordada, la deliciosa y tan italiana Rosanna Carteri, ahora Leontyne Price pone en la humilde esclava una voz de una dimensión y sensualidad considerables. Nicola Zaccaria al frente de un equipo inequívocamente escalígero (donde Kostas Paskalis en, nada menos, Ping) da a Timur la esperada autoridad a un conjunto, que desde el foso destaca el sonido imponente de Molinari- Pradelli en una de sus más privilegiadas partituras.

Redondean esta función fragmentos de otra, esta vez en Viena y con La forza verdiana en el atril de Di Stefano. Aquí termina este fascinante recorrido operístico. Para mejor deleite, las grabaciones técnicamente son de buen nivel.

GIUSEPPE VERDI (1813-1883): Misa de réquiem. Sutherland, Cossotto, Ottolini, Vinco. Carlo Maria Giulini, director (1960) primera grabación] / MYTO HISTORICAL LINE / Ref.: 1CD 00309 (1 CD) D7 GIACOMO PUCCINI (1858-1924): Manon Lescaut Kirsten, Sereni, Bergonzi, Baccaloni / Orquesta y Coro del Metropolitan. Fausto Cleva, director (1960) / WALHALL / Ref.: WLCD 0363 (2 CD) P.V.P.: 11,90 €.- GIACOMO PUCCINI (1858-1924): Tosca Crespin, di Stefano, Otakar Kraus, Robinson / E. Downes, director (1961) / MYTO HISTORICAL LINE / Ref.: 2CD 00311 (1 CD) D10 GIUSEPPE VERDI (1813-1901): Rigoletto Vanzo, Massard, Doria, Adam / Jesús Etcheverry, director (1961) / WALHALL / Ref.: WLCD 0362 (2 CD) P.V.P.: 11,90 €.- GIACOMO PUCCINI (1858-1924): La Bohème Pavarotti, Pellegrini, Bellesia / Orquesta y Coro del Teatro Municipale Reggio Emilia. Dir.: Francesco Molinari Pradelli / ARCHIPEL / Ref.: ARPCD 0487 (2 CD) P.V.P.: 13,95€.- GIACOMO PUCCINI (1858-1924): Turandot Nilsson, Klein, Zaccarina, Di Stefano, Price / Orquesta y Coro de la Ópera de Viena. Dir.: Federico Molinari-Pradelli (1961) / ANDROMEDA / Ref.: ANDRCD 9110 (2 CD) P.V.P.: 13,95€.-

Copyright © Fernando Fraga. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

 

Fernando Fraga

Es uno de los estudiosos de la ópera más destacados de nuestro país. Desde 1980 se dedica al mundo de la música como crítico y conferenciante.

Tres años después comenzó a colaborar en Radio Clásica de Radio Nacional de España. Sus críticas y artículos aparecen habitualmente en la revista Scherzo.

Asimismo, es colaborador de otras publicaciones culturales, como Cuadernos Hispanoamericanos, Crítica de Arte, Ópera Actual, Ritmo y Revista de Occidente. Junto a Blas Matamoro, ha escrito los libros Vivir la ópera (1994), La ópera (1995), Morir para la ópera (1996) y Plácido Domingo: historia de una voz (1996).

Es autor de las monografías Rossini (1998), Verdi (2000) y Simplemente divas (2014).

En colaboración con Enrique Pérez Adrián, escribió para Alianza Editorial Los mejores discos de ópera (2001) y Verdi y Wagner. Sus mejores grabaciones en DVD y CD (2013).

Copyright de la fotografía © Blas Matamoro.

logonegrolibros

  • Arthur Conan Doyle, impostor
    Escrito por
    Arthur Conan Doyle, impostor Una vez descartado que Arthur Conan Doyle escribiera las aventuras de Sherlock Holmes, se han elaborado muchas teorías acerca del verdadero autor de las aventuras del detective. Hay quien sostiene que las escribió el mismísimo…
  • Leer a Julio Verne
    Escrito por
    Leer a Julio Verne Ya no podemos leer a Verne como ficción científica. Sus cálculos y prospecciones han sido contradichos o confirmados por la ciencia moderna y sus tecnologías. En el primer caso, han resultado fantásticos; en el segundo,…
  • Muera madame Bovary
    Muera madame Bovary La muerte por ingestión de arsénico de doña Emma Bovary ha dado mucho de que hablar. Ni más ni menos que nuestra ¿Cómo ves? ha abordado el tema de la explicación bioquímica de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Últimas palabras
    Escrito por
    Últimas palabras ¿De qué trata esta película? ¿De la culpa? ¿De la mentira? ¿De la guerra? ¿Del amor? ¿Trata, quizá, de la escritura? ¿Del acto de escribir? ¿Del acto de convertir en historias la propia vida? Un…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La vedette contra el monstruo
    Escrito por
    La vedette contra el monstruo Hace poco he leído una vieja edición de Dinosaur Tales, recopilación de relatos y poemas de Ray Bradbury donde el protagonismo recae en los monstruos prehistóricos. El libro cuenta un par de introducciones del propio…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Cara y cruz de Manfred Gurlitt
    Escrito por
    Cara y cruz de Manfred Gurlitt Lamentablemente típica de cierto siglo XX devoto de refinadas barbaridades, es la figura de Manfred Gurlitt, quien debió soportar la prohibición de su tarea en la Alemania nazi en 1933 y el exilio en Japón…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Curiosidades de la taxonomía
    Escrito por
    Curiosidades de la taxonomía Desde que tenía doce años, el aracnólogo alemán Peter Jäger es fan del recientemente fallecido David Bowie: “Era mucho más que un gran cantante”, confiesa el científico, entristecido por no haberle podido conocer en persona. Sin embargo,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC