Un retrato de Piotr Moss

El polaco Piotr Moss (Bydgoszcz, 1949) se incorpora de pleno derecho a la fuerte presencia actual de Polonia en la música, a la vez que resuelve de manera muy personal la exigencia ecléctica que el arte sonoro parece decretar desde fines del siglo anterior. Instalado en París a partir de la década de 1980, la capital francesa le ha servido de escenario desde donde proyectar su obra y de favorable clima a esa eclectización en la cual confluyen y conviven distintos elementos de la polémica musical del Novecientos.

Moss se vale de dispositivos instrumentales canónicos: la orquesta, la flauta, el piano. En él se oyen momentos atonales, no tonales y sutilmente tonales, sin que falten las resoluciones. En esto recoge las herencias del mundo germánico en cuanto a la tensión entre mantener o disolver la tonalidad.

De la tradición francesa hereda la frase breve, sin continuidad, adherida a otra que, en sucesivas brevedades, propone una suerte de mosaico o rompecabezas discursivo donde el todo se dispersa a la vez que la dispersión va trazando una suerte de intermitente coherencia por la exposición musical, siempre sucesiva.

Pero Moss es evidentemente y expresionistamente polaco. Ama los climas bruscamente contrastados, los estremecimientos patéticos, las abruptas explosiones de energía, enseguida amansadas en una reflexión que parece incrustada desde lejos como por una presencia ajena y reveladora, todo por junto.

Le gustan los “retratos”. No sometidos a determinados personajes sino como vagos caracteres fantasmales que se apoderan del espacio sonoro.

Son como presencias que componen un mundo y nos demuestran que el gran retrato, hecho de pequeñas piezas o de añicos, pertenece al mismo Moss, a su confidencia compartida, convertida en humanidad.

PIOTR MOSS (1949): Sinfonía concertante; Adagio III; Portraits The Polish Radio Symphony Orchestra. National Polish Radio Symphony Orchestra. Polish Radio and Television Orchestra in Cracow. Zbigniew Graca y Tomasz Bugaj, directores / DUX / Ref.: DUX 0839 (1 CD) D2

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

 

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

logonegrolibros

  • El punto ciego
    Escrito por
    El punto ciego Daniel Goleman se refiere en El punto ciego a una zona de sombra que nos afecta a todos. Un punto ciego, un vacío que carece de existencia. Tú también puedes descubrir ese punto ciego en tu sistema perceptivo con…
  • Un Greco barroco
    Escrito por
    Un Greco barroco Con motivo del centenario del Greco, el Museo del Prado propuso una exposición comparatista en la cual se alternaron obras del maestro con otras de autores que lo siguen en el tiempo hasta llegar a…
  • ¿Democratización?
    ¿Democratización? Imagen superior: Alexander Calder junto al BMW 3.0 CSL que convirtió en obra de arte en 1975. Hay que democratizar la cultura. Hay que democratizar la tecnología. Hay que democratizar la ciencia... ¿Por…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Delfines eléctricos
    Delfines eléctricos La evolución produce adaptación. Es por ello por lo que muchas de las características de los seres vivos parecen haber sido diseñadas por una inteligencia superior. Pero en realidad son producto de un proceso ciego de…

Cartelera

Cine clásico

  • Ámame de cualquier modo
    Escrito por
    Ámame de cualquier modo Apretadísimos corsés, enaguas de seda roja, sombrillas y sombreros, abrigos de terciopelo, vestidos blancos para coquetear, vestidos rojo sangre para la luna de miel, vestidos verdes para pedir dinero, vestidos negros para mover los pies…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona a la que se pregunte, eso es parte de su encanto. Para algunos, simplemente son cosas repulsivas, para otros un manjar delicioso. Enigmáticos, feos, bonitos,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC