Un operista (más) del ochocientos

A través de Rossini, se llega a leer a Stendhal, y gracias al autor de esas joyazas novelísticas que se llaman Rojo y negro o La Cartuja de Parma, llegamos a Carlo Soliva, de quien el escritor habló elogiosamente en Roma, Nápoles y Florencia.

Hace años pudimos darle al citado más contenido como compositor cuando se publicó en disco su primera obra, La testa di bronzo; ahora podemos completar su perfil profesional con Giulia e Sesto Pompeo, estrenada, como aquélla, dos años antes en la Scala de Milán el 24 de febrero de 1818, con decorados nada menos que de Sanquirico y con un reparto donde se incluían algunos nombres «rossinianos» del momento: el tenor Claudio Bonoldi (primer Giocondo de La pietra del paragone) y la soprano Violante Camporesi (inmediata primera Bianca de Bianca e Falliero), Ottavio e Giulia respectivamente en la partitura soliviana.

Por la música de Soliva se pasea, inevitablemente, la sombra del Cisne de Pesaro, pero estamos ante un compositor de oficio, inspirado, con recursos y astucias, capaz de dar sentido y profundidad a un argumento, por entonces ya de «antiguo régimen». Un texto que inspira a Soliva dúos tan ricos musical y dramáticamente, a la par que bellísimos, como Questo che vedi stringere entre Pompeo (la contralto Patricia Spence, de excelente recorrido rossiniano hoy) y Fulvia (la inquieta artísticamente hablando soprano Francesca Pedaci) y el que se desarrolla en el acto primero entre el mismo Pompeo y Giulia (la destacada soprano Elisabetta Scano), Di quella voce il suono.

Por no hablar de las cavatinas o arias, que las hay para todos los solistas y para todos los gustos, llamando la atención sobre la especialmente brillante de Ottavio con coro Sì miei prodi. Obra imprescindible para la discoteca de los belcantistas.

Disco recomendado: CARLO SOLIVA (1791-1853): Giulia e Sesto Pompeo (ópera en dos actos) / Pedaci, Scano, Allemano, Spence. Coro y Orquesta de la Suiza Italiana. Dir.: Angelo Campori / CPO / Ref.: 999825-2 (2 CD) D2 x 2

Copyright © Fernando Fraga. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Fernando Fraga

Es uno de los estudiosos de la ópera más destacados de nuestro país. Desde 1980 se dedica al mundo de la música como crítico y conferenciante.

Tres años después comenzó a colaborar en Radio Clásica de Radio Nacional de España. Sus críticas y artículos aparecen habitualmente en la revista Scherzo.

Asimismo, es colaborador de otras publicaciones culturales, como Cuadernos Hispanoamericanos, Crítica de Arte, Ópera Actual, Ritmo y Revista de Occidente. Junto a Blas Matamoro, ha escrito los libros Vivir la ópera (1994), La ópera (1995), Morir para la ópera (1996) y Plácido Domingo: historia de una voz (1996).

Es autor de las monografías Rossini (1998), Verdi (2000) y Simplemente divas (2014).

En colaboración con Enrique Pérez Adrián, escribió para Alianza Editorial Los mejores discos de ópera (2001) y Verdi y Wagner. Sus mejores grabaciones en DVD y CD (2013).

Copyright de la fotografía © Blas Matamoro.

logonegrolibros

  • Shakespeare y la novela histórica
    Escrito por
    Shakespeare y la novela histórica Shakespeare no era muy riguroso cuando sus obras transcurrían en otras épocas o en otros lugares y podía situar un puerto en Milán  o describir una Roma que resultaba poco romana, al menos a los…
  • Goethe, una vez más
    Escrito por
    Goethe, una vez más Goethe cumplió ya sus primeros 260 años. Aunque su soporte físico haya muerto hace más de un siglo y medio, el constante retorno a sus libros autoriza a celebrar su aniversario. Es un clásico (no…
  • Científicos… ¿locos?
    Científicos… ¿locos? La imagen popular de los científicos, que vemos en novelas, películas, caricaturas ¡y hasta anuncios! —ya se ha comentado aquí— suele ser la de un personaje raro, despeinado y distraído. El típico científico…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Las razones del laicismo
    Las razones del laicismo Uno de los requisitos esenciales para hacer ciencia es adoptar lo que el biólogo Jacques Monod llamó “principio de objetividad”: la necesaria suposición de que detrás de los fenómenos de la naturaleza no hay ningún…
  • Demostrar una teoría
    Escrito por
    Demostrar una teoría Yo empecé investigando para escribir. Todo dato interesante que caía en mis manos era utilizado, de inmediato, en un artículo o en un libro. Hasta que descubrí que, en realidad, lo que a mí me…

Cartelera

Cine clásico

  • Contigo en la ópera
    Escrito por
    Contigo en la ópera Desde que Richard Gere invitó a Julia Roberts a ir a la ópera, con regalo de vestido rojo, superfashion, incluido, contemplar La Bohème desde un palco del Metropolitan Opera House –el MET para entendernos– es…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Bosques para la salud
    Escrito por
    Bosques para la salud Un paisaje forestal siempre resulta emocionante. A través de los sentidos, nos hace sentir esa pulsión primigenia que revela lo más esencial de la vida y que confirma nuestros vínculos con la naturaleza. Por todo…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC