Para seguir recordándola

La soprano genovesa Luisa Maragliano ha sido otra cantante más de aquéllas que resultaron perjudicadas por el disco oficial, que apenas tuvo en cuenta su excelente carrera italiana e internacional, muy realzada sobre todo en la década de los sesenta de la pasada centuria.

Con medios vocales muy atrayentes de lírica de peso y con un canto más pendiente del mensaje expresivo que del hedonismo musical, por materia instrumental y temperamento, estuvo predestinada a las heroínas verdianas más atrayentes, pese a lo cual Madrid la escuchara en 1966 como una temperamental Cleopatra haendeliana y el Liceo barcelonés como una más conveniente Tosca, junto al seductor Cavaradossi de Franco Corelli.

Dynamic se ocupó de recordarnos, en una nueva oportunidad tras otro recital en vivo editado hace años, el arte muy italiano y muy genuinamente verdiano de esta interesante intérprete.

Por el disco desfilan modélicas lecturas de páginas pertenecientes a Aida, Odabella, Amelia, Maria Boccanegra, Luisa Miller, Lucrezia Contarini, Amalia y Lina, demostrando que su abanico verdiano fue de los más generosos posibles y en ejecuciones que nos representan perfectamente su trayectoria entre 1964 y 1973.

Merece la pena darle una o muchas oportunidades auditivas a esta cantante de personalidad y de raza.

Disco recomendado: LUISA MARAGLIANO canta Verdi: Arias de Aida, Attila, Masnadieri, Ballo in maschera, Luisa Miller, I due Foscari, La battaglia di Legnano & Simon Boccanegra / Luisa Maragliano, soprano. Diversas orquestas y directores / DYNAMIC / Ref.: S 2040 (1CD) D4

Copyright © Fernando Fraga. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Fernando Fraga

Es uno de los estudiosos de la ópera más destacados de nuestro país. Desde 1980 se dedica al mundo de la música como crítico y conferenciante.

Tres años después comenzó a colaborar en Radio Clásica de Radio Nacional de España. Sus críticas y artículos aparecen habitualmente en la revista Scherzo.

Asimismo, es colaborador de otras publicaciones culturales, como Cuadernos Hispanoamericanos, Crítica de Arte, Ópera Actual, Ritmo y Revista de Occidente. Junto a Blas Matamoro, ha escrito los libros Vivir la ópera (1994), La ópera (1995), Morir para la ópera (1996) y Plácido Domingo: historia de una voz (1996).

Es autor de las monografías Rossini (1998), Verdi (2000) y Simplemente divas (2014).

En colaboración con Enrique Pérez Adrián, escribió para Alianza Editorial Los mejores discos de ópera (2001) y Verdi y Wagner. Sus mejores grabaciones en DVD y CD (2013).

Copyright de la fotografía © Blas Matamoro.

logonegrolibros

  • ¿Europa?
    Escrito por
    ¿Europa? Como tantas familias de posibles en aquella época argentina, los Borges decidieron pasar una temporada en Europa a comienzos del siglo XX, cuando Jorge Luis y Norah no eran, desde luego, los famosos personajes de…
  • El bisabuelo del tatarabuelo de Dawkins
    Escrito por
    El bisabuelo del tatarabuelo de Dawkins Richard Dawkins es una de las figuras más controvertidas en las ciencias biológicas y su intersección con las religiones. En biología evolutiva, Dawkins es conocido principalmente por su libro El gen egoísta (1976)…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Dos viejos tontos
    Dos viejos tontos Ser científico no quita lo pendejo. No puedo decir otra cosa cuando escucho a Fred Alan Wolf, físico-merolico conocido como “Dr. Quantum”, afirmar que uno puede cambiar la realidad con sólo desearlo En una entrevista…

Cartelera

Cine clásico

  • Ese calor que te cambia la vida…
    Escrito por
    Ese calor que te cambia la vida… De mis veranos juveniles recuerdo la sensación de calor. En La Carolina, el calor del verano es asfixiante y nos obligaba a pasar la mayor parte del tiempo en bikini y remojadas. Las noches tenían…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El murciélago de Yerbabuena
    Escrito por
    El murciélago de Yerbabuena In memoriam: Bernardo Villa Ramírez (1911-2006) Era un día típico de finales de verano en la Tierra Caliente de Guerrero. Desde muy temprano el calor se había dejado sentir inclemente, aunque algunos nubarrones anunciaban la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC