Los dedos de Liszt

Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además, sintió la necesidad de traducir a su pianismo personal buena parte de la música de su siglo: las sinfonías de Beethoven, momentos de óperas wagnerianas, verdianas y belcantistas y hasta su misma música sacra.

En parte, esta labor de transcripciones era una exigencia del tiempo, porque el piano hacía llegar a las casas donde lo había la música que, en su formato original, sólo podía escucharse en contados teatros o salas de concierto. Aunque también porque Liszt necesitaba materiales para sus presentaciones, suerte de espectáculos musicales mayormente compuestos de variaciones virtuosísticas sobre temas ajenos, paráfrasis e improvisaciones.

Hay más: Liszt se fascinó con las posibilidades de una tonalidad cada vez más turbia, disoluta y ambigua, hasta llegar a la plena atonalidad, como se advierte en la bagatela Cuarto vals Mefisto, donde el demonio acude para acabar con los moldes tonales y abrirse a las experiencias de las vanguardias del siglo siguiente.

Sin alcanzar tales fronteras, en buena parte de los números de su Via Crucis trabaja, con habilidad extrema, para eludir las definiciones de tonalidad y las resoluciones, en una suerte de comentario en migajas de la melodía infinita que elaboró su amigo y yerno Richard Wagner. No en vano hizo Liszt transcripciones al piano del comienzo y final de Tristán e Isolda.

A esta curiosísima excursión por los recovecos de la obra liszteana se suma, en el compacto que hoy les recomiendo, el encanto de oírlos en los instrumentos que pudo utilizar el propio compositor, pianos construidos en 1860 y 1884, que exigen una digitación más nítida y veloz para compensar la fugacidad de ciertos sonidos y ligar el fraseo.

Disco recomendado: FRANZ LISZT: Via Crucis, Variaciones sobre Weinen, Klagen, Sorgen, Zagen, Valses Mephisto I y IV / Jan Michiels, piano / EUFODA / Ref.: EUF 1324 (1 CD) D2

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos. 

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • El paradigma de Field y la novedad
    Escrito por
    El paradigma de Field y la novedad Syd Field propone muchas veces lo mismo que proponía Aristóteles, aunque cambia algunos nombres. Esta es una práctica habitual de Field, pero que se utiliza muy a menudo para redescubrir las cosas: le cambias el nombre…
  • Reality show
    Escrito por
    Reality show Un fantasma recorre las televisiones, como si la televisión misma no fuera una colección de fantasmas: los programas que juegan a reality show y reúnen en un espacio cerrado a un grupo de personas seleccionadas…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La vida en Facebook
    La vida en Facebook Brock es un asesino y se le nota feliz. El psiquiatra lo observa. Intercambian unas pocas frases de tanteo. Suficientes para que el médico piense la palabra “violento”. Brock, que sabe de qué va la…
  • Para qué sirve una puerta
    Escrito por
    Para qué sirve una puerta Como todos sabemos, una puerta sirve para asustar. La puerta, ya sea de entrada a la vivienda o perteneciente a cualquiera de sus dependencias interiores, puede estar abierta o cerrada. Y no se sabe qué…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Paolo Gavanelli: todo un barítono
    Escrito por
    Paolo Gavanelli: todo un barítono Pese a dos Marcellos puccinianos, un Filippo Visconti belliniano y unos verdianos Nabucco, Rigoletto (éste videográfico en el Covent Garden) y Gusmano de Alzira, Paolo Gavanelli no ha encontrado aún en la discografía un reflejo…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC