Las Variaciones Goldberg en versión para trío de cuerda

Por si faltaran pruebas a la profundidad de la obra bachiana –profundo es lo que carece de fondo– he aquí otra adaptación moderna de sus Variaciones Goldberg. Concebidas originalmente para teclado, se las ha transcrito para orquesta reducida y para órgano. Los resultados no pueden ser más dispares y subrayan la riqueza de sugestiones que atesora la obra. En un caso suena como una doble suite barroca, en el otro alcanza una majestuosidad catedralicia.

Con la reescritura para trío de cuerdas hecha por Dmitry Sitkovetsky en 1985 sobre la edición Bärenreiter (1977) y con motivo de los 300 años del nacimiento del compositor, se nos devuelve al mundo de la intimidad camarística, pues aún las versiones en piano moderno –la austera de Wilhelm Kempff o las dos, más corpóreas, de Glenn Gould– sugieren más bien la amplitud de una sala de conciertos.

La mayor dificultad de la traducción consistió en conseguir un equivalente del fraseo para tecla en los arcos de las cuerdas. De percutir y marcar había que pasar a un discurso más ligado que no rompiera, a su vez, el equilibrio de tres instrumentos que suplían a uno solo. Desde luego, la diferencia de timbres era notoria y en ella residía la mejor ventaja del trabajo de Sitkovetsky. Se descubrió, de tal manera, si se puede hablar de descubrimiento, un tejido silencioso que se volvió audible, especialmente al cantarse el aria con que comienza y termina la obra. Estaba todo en Bach y quién sabe cuánto más seguirá estando entre un pentagrama y otro. Si, como dice Heidegger, leer es recorrer las entrelíneas de un texto, interpretar una partitura es recorrer los blancos que hay de un pentagrama a otro. Y si los pentagramas son de Bach, la pesca de tesoros parece inagotable.

JOHANN SEBASTIAN BACH (1685-1750): Variaciones Goldberg (versión para trío de cuerdas - primera grabación) Swiss Chamber Soloists / NEOS / Ref.: NEOS 30801 (1 SACD) D1

Copyright de las imágenes, referencias sobre el contenido y notas informativas © Diverdi. Textos extraídos de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Cambiar de tema para aprender mejor
    Escrito por
    Cambiar de tema para aprender mejor Según ciertas investigaciones, la mejor manera de aprender algo es estudiándolo y luego yéndose a dormir. De este modo, según parece, se fijan mejor los conocimientos. Yo sostengo la teoría de que no sólo durmiendo, sino…
  • Recuerdo de Onetti
    Escrito por
    Recuerdo de Onetti Juan Carlos Onetti se murió en 1994 cuando practicaba su sereno encierro de alcoba, leyendo novelas policiacas por las noches, durmiendo de día, bebiendo whiskies difíciles de contar, tomando esporádicos trozos de lemon pie y…
  • La imprescindible filosofía
    La imprescindible filosofía La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia. Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Ingrid Bergman, volcánico iceberg
    Escrito por
    Ingrid Bergman, volcánico iceberg Ingrid Bergman (1915-1982), como otras tantas actrices, no es solamente un rostro en la pantalla, sino una parte de mi vida y de la vida de mis padres y de mis abuelos. Es parte de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Haendel: ayer, hoy y mañana
    Escrito por
    Haendel: ayer, hoy y mañana En 1720, en plena carrera inglesa, editó Haendel la primera entrega de estas suites para clave. Por entonces sus óperas se representaban en el Teatro del Rey y el compositor gozaba del monopolio de sus…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Bill Mollison, el padre de la permacultura
    Escrito por
    Bill Mollison, el padre de la permacultura Puede que tengamos que mirarnos al espejo, porque el tema del que voy a hablarles incluye un dilema ético. Veámoslo de este modo: pese a que la agricultura intensiva proporciona las ingentes cantidades de alimentos…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC