Il galantuomo Rolla

De la obra firmada por Alessandro Rolla (1757-1841) son especialmente conocidos sus dúos para instrumentos de arco, que en un par de colecciones se ofrecieron en el sello Dynamic, en los CDs 252 y 371.

Esta preferencia del músico milanés por la sonoridad íntima, minimalista, recatada, lo sitúa en pleno estilo galante. Cuando, como en el caso de las obras incluidas en el compacto recomendado, aborda formatos mayores, sigue insistiendo en él las galanuras, las galanterías y los galantes de dicho estilo. Frases cortas y limpiamente definidas, ritmos leves que recuerdan un salón de baile, cadencias tonales frecuentes que aquietan el temperamento, cierta alegría de vivir y de no morir en el humor de los cantos concertantes, limpidez de la forma, economía de discurso, todo apunta a la mentalidad neoclásica del siglo XVIII, que implica también una sensibilidad y hasta un código de los sentimientos, de lo que está permitido expresar a partir de ese mundo compacto, oscuro e intransferible que sentimos dentro de nosotros, de cada uno de nosotros.

En las partituras escogidas campea por sus privilegios, según cuadra al rococó, la forma sonata. Es evidente, en especial, cuando Rolla aborda la sinfonía, que es, en verdad, una suerte de obertura desplegada en tres movimientos, que se constituirían en sinfonías canónicas con un trío bailable como tercer número. En cuanto a los conciertos, la presencia de la flauta, instrumento galante por excelencia, aclimata perfectamente el menú dieciochesco. En carácter de curiosidad contamos con un corno di bassetto, antepasado del clarinete, que pone un timbre de época muy oportuno.

Disco recomendado: ALESSANDRO ROLLA: Concierto en re mayor para flauta y orquesta; Sinfonía en re mayor; Sinfonía falta resto de bocata / DYNAMIC / Ref.: CDS 429 (1 CD) D2

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

  • Cosas que he aprendido de los estoicos
    Escrito por
    Cosas que he aprendido de los estoicos La escuela estoica nació en Grecia, pero los filósofos más conocidos son romanos: Séneca, Marco Aurelio y Epícteto, que aunque era griego fue esclavo en Roma. Que sean conocidos no quiere decir que sean bien…
  • Ciudad Chirico
    Escrito por
    Ciudad Chirico La narración suele insistir en el crónico presente o en el huidizo pasado. Raramente un narrador se sitúa ante un futuro que, por remoto, lo excluye de la historia. Sin embargo, el empuje de las…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¡La cultura evoluciona!
    ¡La cultura evoluciona! Hasta hace poco, la expresión “evolución cultural” no era más que una bonita metáfora. Para Carl Sagan, la cultura es una adaptación que permite al ser humano sobrevivir cambios repentinos en su ambiente ante los…
  • Desmontando a Paracelso
    Escrito por
    Desmontando a Paracelso Paracelso era un médico suizo demasiado aficionado a la polémica. Un broncas, que diríamos ahora, para entendernos. Un libre de espíritu que no se callaba ante nada ni nadie; de ahí que durase poco en…

Cartelera

Cine clásico

  • La película de todas las respuestas
    Escrito por
    La película de todas las respuestas “Yo creo en América…” (Francis Ford Coppola y Mario Puzzo en El padrino, 1972) En una de esas estúpidas clasificaciones sobre ¿Cuál es tu película preferida?, no sé en qué puesto estaría, pero de lo que estoy…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Del hermano menor de los Ricci
    Escrito por
    Del hermano menor de los Ricci Federico y Luigi Ricci fueron dos hermanos compositores que firmaron conjuntamente cuatro partituras, una de ellas Crispino e la comare (1850), uno de los escasos productos cómicos estrenados con éxito duradero en aquellos momentos de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC