Glazunov, el heredero

Alexander Glazunov vivió lo suficiente como para asistir a las mayores convulsiones estéticas, políticas y militares que se produjeron entre mediados del siglo XIX y la primera mitad del siguiente. Vio la guerra mundial, la caída del zarismo y la instalación y consolidación de la Unión Soviética.

Pasaron ante él Stravinski y Schönberg, las vanguardias y la aparición del cine. Tal vez para no morir en el intento, sobrevivió en las convicciones doctrinales y en el lenguaje musical de su formación.

Fue quien heredó al Grupo de los Cinco y mantuvo el tipo, según se advierte en obras de juventud dedicadas a la orquesta y en el ballet Raymonda, que data de su incipiente madurez (1898).

Heredero pero no seguidor servil, nuestro compositor supo valerse de distintas vertientes para resolver su propia obra. El mundo germánico del paisajismo romántico es palmario en sus poemas sinfónicos La floresta y El mar (él los denomina fantasías), en tanto el gusto por un Oriente de leyenda y tradiciones inmóviles, deudor del colorista magistral de su escuela –estoy señalando a Rimski-Korsakov– luce en Rapsodia oriental. Un comedido pintoresquismo donde se combinan formas bailables con escenas de regusto schumanniano, ligeramente carnavalescas, nutre Suite característica y Suite de ballet.

En cuanto a Raymonda, dada su permanencia en las temporadas del ramo, cabe señalar su importancia histórica. Es, seguramente, el último gran ballet narrativo del siglo XIX, el trabajo final de Petipa, obra de equipo en que Glazunov fue trabajando a partir del argumento de la princesa Pashkova junto con varios redactores de episodios, fieles al esquema de danzas y escenas debido a Petipa. La evocación medieval sumó un elemento más a la caracterización romántica tardía.

Vale la pena escuchar sucesivamente todos estos títulos para aceptar la densidad y el sello personal del mundo glazunoviano.

ALEXANDER GLAZUNOV (1865–1936): Raymonda; Obras sinfónicas USSR State Academic Symphony Orchestra. Dir.: E. Svetlanov / MELODIYA / Ref.: MEL 1001959 (2 CD) D5 x 2 / Ref.: MEL 1001947 (2 CD) D5 x 2

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • La lógica demente en "El jovencito Frankenstein"
    Escrito por
    La lógica demente en "El jovencito Frankenstein" IGOR: ¿Doctor Frankenstein? FREDERICK: Fronkonstin. IGOR: ¿Me toma el pelo? FREDERICK: No. Se pronuncia Fronkonstin. IGOR: ¿Dice usted también Frodorick? FREDERICK: No. Frederick. IGOR: ¿Y porque no es Frodorick Fronkonstin? FREDERICK: Porque no. Es Frederick…
  • Barthesiana
    Escrito por
    Barthesiana Hace algo más de cien años nació Roland Barthes, ese Gran Cocinero de la sopa de letras que a muchos nos sigue nutriendo. Le quiero rendir un fugacísimo homenaje como lector y como oyente que…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¡Sexo!
    ¡Sexo! La simple palabra trae a nuestra mente imágenes candentes: pieles bronceadas, cuerpos perfectos, miradas llenas de deseo, una pareja haciendo el amor. Pero, ¿qué pasa cuando se mezclan sexo y ciencia? Cuando, en la clase…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • A Mercadante le cae bien Pelayo
    Escrito por
    A Mercadante le cae bien Pelayo Pelagio, tragedia lírica en cuatro actos, fue la última obra escrita por Saverio Mercadante. Sin embargo, fue la penúltima en estrenarse (Roma 1857) ya que Virginia, sobre la conocida historia de esta heroína romana modelo…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El grisón del gobernador
    Escrito por
    El grisón del gobernador Edward W. Nelson suspiró profundamente y aprovechó la pausa para secarse el sudor que le perlaba la frente. El calor de aquella tarde hacía poca mella en Nelson, un aventurero acostumbrado a los rigores del…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC