"Star Wars: El despertar de la fuerza", de Alan Dean Foster

El nombre de Alan Dean Foster, como ahora veremos, figura en varias franquicias, y en todas ellas ha demostrado profesionalidad y buen criterio literarios. En este sentido, debo añadir que su mayor especialidad ‒la novelización de películas‒ nos ha proporcionado más de una alegría.

Aunque tiene obras originales en su haber, acaso merecedoras de mayor aprecio, Foster entró en mi biblioteca allá por 1977, cuando Argos-Vergara publicó la adaptación novelesca de La guerra de las galaxias. Aunque firmada por George Lucas, aquel libro se debía a la pluma de Foster, y he de reconocer que, en unos tiempos en los que ni siquiera disponíamos de vídeo VHS, la relectura de aquellas páginas era lo más parecido a revivir las secuencias de la mítica película. Lo sé: es un detalle generacional. Pero no me negarán que hablamos de un producto cultural en el que ese factor cuenta bastante.

Aquella obra firmada por su jefe le permitió a Foster integrarse en la compañía de Lucas como primera cabeza visible de lo que dio en llamarse universo expandido.

El ojo de la mente (1978) fue la primera secuela en papel de Star Wars y sirvió para popularizar entre los lectores el nombre de Foster, quien, dicho sea de paso, se permitió elaborar un romance entre Luke y Leia que luego sería contundentemente desmentido en el guión de El retorno del Jedi.

En todo caso, nuestro escritor ya había entrado en el juego de las grandes compañías. Un juego en el que no hay fidelidades eternas. Recordemos que el guión de Star Trek, la película (1979) parte de un tratamiento que él mismo presentó a Paramount Pictures, aprovechando el prestigio que había ganado gracias a Lucas.

En la curiosa carrera de este escritor se da la paradoja de que los trekkies lo admiran como autor de numerosas novelas inspiradas en las series y la saga cinematográfica creadas por Gene Roddenberry. Y al mismo tiempo, los devotos de Star Wars recuerdan libros suyos como los ya citados, o como La llegada de la tormenta (2002), ambientado en los momentos previos al Episodio II: El ataque de los clones (2002).

Por si todo ello no bastara, vale la pena desgranar otras novelizaciones del mismo autor ‒más o menos entrañables y más o menos afortunadas‒ como Alien (1979), Aliens (1986), El abismo negro (1979), Furia de titanes (1981), Atmósfera Cero (1981), La Cosa (1981) o Krull (1983), que aún suelen reaparecer en los mercadillos de segunda mano para felicidad de los cinéfilos más nostálgicos.

Después de todo lo dicho, comprenderá el lector que la lectura de esta versión literaria de El despertar de la fuerza agita muchas emociones y bastantes recuerdos. En ella, Foster demuestra que conoce en profundidad el universo Star Wars y que sabe desgranar por escrito todas sus reminiscencias.

En fin, si uno es fan de la saga de Lucas, casi le sobran los motivos para hacerse con esta novela. Pero hay otras razones, esta vez de orden práctico. Me refiero al hecho de que el libro rellena todos esos agujeros de guión que los más exigentes detectaron en la cinta de J.J. Abrams.

Dado que Foster trabajó a partir del guión original, previo al rodaje, podemos ir adivinando recortes posteriores en la versión cinematográfica o detalles que el propio novelista corrige sobre la marcha. Son esas diferencias ‒y no son pocas‒ las que proporcionan otro aliciente a la lectura.

La personalidad de malvado Snoke, el modo que que Poe se libró de morir cuando cayó su nave, el funcionamiento interno de la base Starkiller, los sentimientos más íntimos de Kylo Ren... Todo esto, y bastante más, lo podemos descubrir en las páginas de una novela que, por encima de otras consideraciones literarias o comerciales, supone una estupenda noticia para todos aquellos que leyeron aquella primera novelización de La guerra de las galaxias.

Sinopsis

Hace más de treinta años, Star Wars llegó a la gran pantalla y se convirtió en un fenómeno cultural. Ahora, las nuevas aventuras de esta saga de éxito llegan listas para cautivar tanto a fans antiguos como nuevos…empezando con la esperadísima Star Wars: El despertar de la Fuerza.

Y junto al estreno de la película llega la apasionante adaptación del maestro de la ciencia ficción y autor superventas del New York Times, Alan Dean Foster. Situada tras El retorno del Jedi, esta fascinante aventura repleta de acción nos devuelve al mundo de la princesa Leia, Han Solo, Chewbacca, C-3PO, R2-D2 y Luke Skywalker, al mismo tiempo que nos presenta a nuevos e interesantes personajes.

Puede que Darth Vader se haya redimido y el Emperador haya sido derrotado, pero la paz puede ser fugaz y el mal no se rinde fácilmente. Aun así, la simple fe en el bien todavía es capaz de hacer que individuos normales se levanten y afronten los mayores retos.

Así que vuelve a adentrarte en aquella galaxia muy, muy lejana y prepárate para lo que sucede cuando la Fuerza despierta…

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Timun Mas, Planeta Cómic. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Un libro holmesiano… para cualquier lector
    Escrito por
    Un libro holmesiano… para cualquier lector En todo el mundo hay miles, probablemente decenas de miles de holmesianos, también llamados sherlockianos. Yo mismo me podría considerar uno de ellos, aunque no pertenezca oficialmente a ningún club o sociedad (aparte de la…
  • América en la torre de Babel
    Escrito por
    América en la torre de Babel Babel es palabra que en hebreo significa confusión y en babilonio (bab–ili), casa de Dios. 1 Al llegar a Mesoamérica, los españoles se encontraron con unas pirámides que parecían egipcias y con una leyenda maya…
  • La vida en Facebook
    La vida en Facebook Brock es un asesino y se le nota feliz. El psiquiatra lo observa. Intercambian unas pocas frases de tanteo. Suficientes para que el médico piense la palabra “violento”. Brock, que sabe de qué…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Marie Curie, gran dama de la ciencia
    Escrito por
    Marie Curie, gran dama de la ciencia Finalizaba el siglo XIX cuando aquella tímida joven, de vestidos desastrados y actitud tímida, obtenía su licenciatura en Físicas en la universidad parisina. Apenas hablaba con nadie. Siempre se sentaba en primera fila. Y tenía…

Cartelera

Cine clásico

  • "Un mundo perfecto" (Clint Eastwood, 1993)
    Escrito por
    "Un mundo perfecto" (Clint Eastwood, 1993) El particular y acerado estudio sobre la violencia en América que Clint Eastwood viene realizando desde que dirigió su primera película Escalofrío en la noche (Play Misty for me, 1971), incluso desde mucho antes con…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El legado de Joy Division
    Escrito por
    El legado de Joy Division Décadas después de la disolución de Joy Division, este legendario grupo volvió a la primera línea de actualidad por varios motivos. En 2007, fallecía Tony Wilson – fundador del sello musical Factory Records, desde el…
  • Recuperación de Eduard Franck
    Escrito por
    Recuperación de Eduard Franck La música del alemán Eduard Franck (1817-1893) viene siendo recuperada del olvido desde 1993, con la publicación de su catálogo y una monografía debida a Paul y Andreas Feuchte. Nacido en Breslau, alumno de Mendelssohn,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC