"Luz de estrellas lejanas", de George R.R. Martin

Gracias a Canción de hielo y fuego, el vuelo imaginativo y la destreza narrativa de George R.R. Martin han merecido una fama global. Obviamente, todos los seguidores del escritor celebran esa popularidad y su acceso al mainstream. Sin embargo, quienes admiran a Martin desde hace décadas pueden sentir que una multitud de neófitos se ha apoderado de ese culto que, en otro tiempo, era cosa de minorías.

Luz de estrellas lejanas, la primera entrega de la Autobiografía literaria de Martin, puede provocar esa impresión. Tengo entre mis manos este libro, espléndidamente editado por Gigamesh, y al revisar su índice, lleno de relatos de la primera etapa del escritor, me asalta el recuerdo de lecturas que celebré a mediados de los ochenta. En concreto, pienso ahora en dos recopilaciones de cuentos ‒Canciones que cantan los muertos (Martínez Roca, 1986) y Una canción para Lya (Caralt, 1982)‒ que los aficionados a la fantasía nos recomendábamos como quien reclama para sí la exclusiva de un fabuloso descubrimiento.

Aquello, por lo demás, tenía cierto mérito, porque la edición de Caralt lucía una de las portadas más horrendas e inapropiadas de las que guardo memoria, sólo un poco menos espantosa que la perpetrada por Acervo al publicar en 1982 Sueño del Fevre.

Reencontrarse con estos y otros cuentos de Martin ‒en esta ocasión, bien traducidos, ordenados temática y cronológicamente, con presentaciones autobiográficas del autor‒ es toda una fiesta para los viejos lectores del autor de Muerte de la luz.

Editado originalmente en 2003 (Dreamsongs: A RRetrospective, Subterranean), este volumen apasionará tanto a los fans de la nueva generación como a aquellos que se sienten fieles a este prodigioso narrador desde hace décadas.

De hecho, la predilección literaria por Martin ya se justifica, por sí sola, con estos soberbios relatos, cargados de imaginación, asombro e inteligencia. ¿Cómo resistir la tentación de seguir a sus protagonistas, muchas veces atrapados en universos de una radical ambigüedad, en los que el desencanto es compatible con la pasión?

En estas historias, lo inesperado viene en ayuda de lo cotidiano, y los géneros se mezclan con naturalidad, de forma que el romance, el misterio, el horror o la fantasía estelar se recomponen y encaran su faceta más adulta. Quizá en eso consiste parte de su fascinación. Al fin y al cabo, los cuentos de Martin son, por encima de todo, buena literatura, escrita por un narrador extremadamente pulcro y enérgico, dispuesto a cobrar la herencia que recibe de los grandes maestros de la fantasía.

Para comprobarlo, basta con paladear algunos de los platos fuertes de esta colección: La ciudad de piedra, El camino de la cruz y el dragón, Cuando llega la brumabaja, El dragón de hielo... y por supuesto, esa estupenda novela breve que es Una canción para Lya.

No alcanzo a ver razón alguna para que los devotos de George R.R. Martin no corran ahora mismo hasta la librería más próxima para hacerse con un ejemplar de esta obra. En ella encontrarán todo el lujo narrativo del que es capaz este novelista y también ‒o quizá debería decir sobre todo‒ el relato en primera persona de cómo llegó a ser un escritor tan completo y versátil.

Sinopsis

Antes de convertirse en un fenómeno internacional de ventas gracias a la adaptación televisiva de la saga Canción de hielo y fuego, la carrera literaria de George R. R. Martin había progresado con discreción desde finales de los años setenta. Su éxito actual no ha sido flor de un día, pero el respeto y la adoración de sus lectores han sido siempre crecientes, y en su haber se cuentan textos como Muerte de la luz, “Los reyes de la arena” y Sueño del Fevre, verdaderos clásicos del fantástico contemporáneo.

En esta recopilación de tintes autobiográficos, Martin presenta a sus lectores antiguos y nuevos la mejor narrativa breve que ha publicado a lo largo de su fructífera trayectoria literaria. Una extensa gama de relatos agrupados por etapas y aderezados con una crónica personal modesta y cautivadora, que conforma un retrato apasionante de los procesos creativos y de aprendizaje de un escritor que ha alcanzado la categoría de maestro.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Gigamesh. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Impíos mexicanos
    Escrito por
    Impíos mexicanos Ayer escuchaba cantar a José Alfredo Jiménez una canción que me recordó otra de Agustín Lara. José Alfredo y Agustín (se les suele mencionar más por el nombre que por el apellido) han sido quizá…
  • Borges el traidor
    Escrito por
    Borges el traidor En la nota dos a Los kenningar escribe Borges: “Dura palabra es traidor. Sturluson – quizá– era un mero fanático disponible, un hombre desgarrado hasta el escándalo por sucesivas y contrarias lealtades. En el orden…
  • Ivan Ilich se muere
    Ivan Ilich se muere Hace algunos años, cuando daba clase de redacción en un posgrado de biomedicina, para señalar la necesidad de que un profesionista tuviera una cultura amplia, más allá de sus necesidades e intereses técnicos,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Mujeres alquimistas
    Escrito por
    Mujeres alquimistas Hay una imagen que aborrezco con toda la fuerza de mi ser. Una imagen alquímica repetida hasta la saciedad, a lo largo de los siglos. Una imagen bautizada como Soror Mystica y que alude a…

Cartelera

Cine clásico

  • La ciudad de las sombras
    Escrito por
    La ciudad de las sombras Fritz Lang decide hacer un noir que pase a la historia del cine y se apresta a ello sin complejos. Toda la maldad del mundo se concentra en la imaginaria ciudad de Kenport, del imaginario…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Lou Marini: el saxo y las estrellas
    Escrito por
    Lou Marini: el saxo y las estrellas Starmaker (BluJazz, 2012) es el tercer álbum en solitario del saxofonista de Ohio Lou Marini después de Lou's Blues (2004) y Highly Classified (2010). Se trata de un maravilloso disco que comienza con el tema que…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¿Para qué sirven las abejas?
    Escrito por
    ¿Para qué sirven las abejas? Si me lee un apicultor o un aficionado a la repostería, seguramente se llevará las manos a la cabeza. "¿Que para qué sirven las abejas? –repetirá, molesto, con los ojos encendidos– ¿Pero es que hay…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC