"Lorca en Buenos Aires", de Reina Roffé

Gracias al sello Fórcola, el lector español puede adentrarse en la ficción histórica que, tras una minuciosa documentación, Reina Roffé dedicó al viaje de Federico García Lorca a Buenos Aires.

Quienes lean estas líneas desde la otra orilla del Atlántico, probablemente ya conozcan este empeño literario de Roffé, cuyo primer avatar lució un título ligeramente distinto, El otro amor de Federico. Lorca en Buenos Aires (Plaza & Janés, Buenos Aires, 2009).

No hay muchas oportunidades en las que podamos hablar de un libro con esa doble dimensión, que aúne una pesquisa detallada ‒digna del mejor ensayo‒ y el empleo de la ficción novelesca. En este sentido, aunque la comparación resulte un tanto forzada, cabría recordar los dos libros más conocidos de Tomás Eloy Martínez, La novela de Perón (1985) y Santa Evita (1995).

En el caso de Lorca en Buenos Aires, queda claro que Roffé conoce cada mínimo pormenor sobre la estancia del poeta y dramaturgo en el Río de la Plata: los escenarios, los personajes, los encuentros, las anécdotas... Al mismo tiempo, ha sido capaz de una empresa nada fácil: convertirlo en personaje, de forma que su álter ego literario perviva para siempre en estas páginas.

De esa tensión entre la narrativo y el aporte documental nace esta novela que, en cierto sentido, también propone otra verdad de Federico. Una verdad construida a partir de los afanes y las dudas que le acompañaron en su viaje, reinterpretados por Roffé con sensibilidad e inteligencia, como si invocase fantasmas benéficos.

Dos son las voces principales en esta fabulación. Por un lado, el propio Lorca, cuya riqueza de matices resulta apasionante, y por otro, una mujer joven, Cesca, cuya proximidad al poeta es una de las grandes bazas de esta obra.

Ella describe a Federico como un hombre de risa contagiosa. Se nota que lo conoció en profundidad, pero ¿existió Cesca en la realidad? Eso importa menos que la certidumbre que transmite su testimonio. "Es realmente atractivo cuando ríe ‒leemos‒. Su alegría era un gesto magnífico, soberbio ante la vida, porque muchas veces no tenía de qué alegrarse y es evidente que hay en él cierto atisbo de tristeza reflejado en una mirada que varios de sus amigos describieron como murillesca".

La temperatura intelectual de Buenos Aires queda perfectamente definida gracias a los numerosos invitados a esta reunión literaria. Me refiero a las personalidades que trataron a Federico durante los seis meses que pasó en Argentina, entre el 13 de octubre de 1933 y el 27 de marzo de 1934, y cuyos nombres se ordenan en un listado deslumbrante: Alfonsina Storni, Carlos Gardel, Enrique Santos Discépolo, Jorge Luis Borges, Alfonso Reyes, Juan Carlos Onetti, Norah Lange, su anfitriona Lola Membrives, Oliverio Girondo, Pablo Neruda, Raúl González Tuñón, Ricardo Molinari, Roberto Arlt, Victoria Ocampo...

Créanme, nos hallamos ante un libro excepcional, muy recomendable por su factura narrativa, y sin duda, conmovedor para todos los admiradores del universo lorquiano.

Sinopsis

En octubre de 1933, a bordo del buque Conte Grande, Federico García Lorca viajó rumbo a Argentina, como parte de su travesía cultural por América, convertido en una suerte de embajador de España en tierras del Nuevo Continente. Anteriormente había visitado Nueva York y La Habana, donde sostuvo diálogos con los intelectuales y creadores más representativos de la década de los años treinta. Pero fue en Buenos Aires donde experimentó uno de los mejores momentos profesionales y afectivos de su vida.

Durante los casi seis meses que permaneció en la capital argentina frecuentó teatros, salones literarios y todos los rincones de la ciudad de la mano de Pablo Neruda y Salvador Novo. Se hizo amigo de Oliverio Girondo y Norah Lange, de Ricardo Molinari y Alfonsina Storni, de Enrique Santos Discépolo y Raúl González Tuñón. Compartió mesa con Carlos Gardel y una todavía adolescente Eva Perón. Ni un solo artista de la escena nacional, como Lola Membrives, o personajes de la época, incluidos Juan Carlos Onetti, Roberto Arlt, Victoria Ocampo y Jorge Luis Borges, permanecen ausentes de estas páginas, en las que historia, biografías, testimonios, crónicas, y fragmentos de la realidad y de los sueños componen una tupida trama donde comulgan verdad y ficción, vida y literatura.

Varias son las voces que recorren esta novela, todas fascinantes, como la del propio Lorca, con su extraordinario gracejo –quien escribe o más bien piensa cartas a su madre–, y la de una mujer particular, llamada Cesca, que fascinó al poeta y concitó en él un amor inusual que vivió en paralelo a sus deseos más profundos. Sus viajes, y en concreto éste a Buenos Aires, hicieron que Lorca tendiera un puente entre España y América como quizá ningún otro español lo había hecho hasta entonces.

Reina Roffé nos descubre en este apasionante libro una etapa poco conocida del poeta, rindiendo a la vez un homenaje a la gran ciudad porteña y a aquél momento cultural único e irrepetible.

Reina Roffé (1951) nació en Buenos Aires y vive en Madrid. Es narradora y ensayista. Su obra incluye las novelas Llamado al Puf, Monte de Venus, La rompiente, El cielo dividido, La madre de Mary Shelley y el libro de relatos Aves exóticas. Cinco cuentos con mujeres raras. Entre otros ensayos, ha publicado Juan Rulfo: Autobiografía armada y el libro de entrevistas Conversaciones americanas.

Es autora también de Juan Rulfo. Las mañas del zorro. Ha sido distinguida con la beca Fulbright y con la Antorchas de Literatura. Recibió el primer galardón en el concurso Pondal Ríos por su primera novela, y el Premio Internacional de Novela Corta otorgado por la Municipalidad de San Francisco, Argentina, por La rompiente.

Numerosas antologías europeas y estadounidenses albergan cuentos suyos y parte de su obra ha sido traducida al alemán, italiano, francés e inglés.

Es autora de Juan Rulfo: Biografía no autorizada (Fórcola, 2012), con prólogo de Blas Matamoro.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Fórcola. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • El truco más difícil de Houdini
    Escrito por
    El truco más difícil de Houdini «Sir Arthur cree que tengo grandes poderes de médium y que algunas de mis hazañas las hago con la ayuda de los espíritus» (Harry Houdini). En el capítulo anterior (Houdini y el otro mundo) conté…
  • ¿Qué hacemos con la filosofía?
    Escrito por
    ¿Qué hacemos con la filosofía? La filosofía tiene un grave prestigio. Si nos presentan a un señor de profesión filósofo, ponemos las cejas en V. Y, según suele imponer la lógica del contrasentido, el periodismo habla de filosofía a propósito…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia como cultura
    La ciencia como cultura Si aceptamos la definición de cultura como el conjunto de productos de la actividad humana, resulta que todo es cultura. Y si todo es cultura, la idea de que hay que “fomentar la cultura” resulta…
  • Nicolás Monardes
    Escrito por
    Nicolás Monardes Hace 525 años, tal día como hoy, poco más de un centenar de hombres, en dos carabelas y una nao capitana, salían de Palos de la Frontera, rumbo a lo desconocido. ¿Objetivo? Alcanzar las míticas…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Fiorenza Cedolins, pucciniana
    Escrito por
    Fiorenza Cedolins, pucciniana Adelantándose al ciento cincuenta aniversario del nacimiento de Giacomo Puccini, la soprano Fiorenza Cedolins y el director de orquesta Giuliano Carella se reunieron en marzo de 2006 en el Teatro del Giglio de Lucca, situado…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC