"La materia oscura y los dinosaurios", de Lisa Randall

Hace más de tres décadas que pisamos la Luna, pero aún nos cuesta entender de qué está hecho el universo. Esta duda, por cierto, se las trae. No es una de esas cuestiones básicas que se dirimen acogiéndose a la ignorancia ‒"Verás, es que yo soy de Letras"‒, y tampoco es una invitación para el desvarío intelectual.

En realidad, hablamos aquí de una incógnita muy precisa, pero difícil de desentrañar en toda su complejidad.

Es más, incluso los astrofísicos más avanzados tienen problemas para explicarlo con claridad. Sabemos, por ejemplo, que la llamada materia oscura integra alrededor de una cuarta parte del universo. También sabemos que se ha especulado mucho sobre ella desde que, en 1974, la astrónoma Vera Rubin comprendió que en el espacio hay más de lo que podemos ver. Ha pasado el tiempo, pero esa materia oscura que intrigó a Rubin sigue mostrando un comportamiento elusivo, y aunque hoy se considera que está formada por una nueva partícula elemental y empezamos a entender algo de su naturaleza, todavía nos brinda un sinnúmero de misterios.

Una de las exploradoras de esa dimensión oculta es Lisa Randall, catedrática de física en la Universidad de Harvard. Seguramente más de un aficionado a la divulgación científica recuerda la entrevista que Eduard Punset hizo a Randall en 2006. Se preguntaba ella en aquel diálogo por qué debería haber sólo tres dimensiones y por qué nosotros podemos ver sólo tres. Reconocía, además, la existencia de fenómenos misteriosos que a los físicos de partículas les cuesta entender en un contexto de tres dimensiones espaciales.

Esa valentía a la hora de asumir preguntas sin aparente respuesta es la misma que Randall exhibe en este maravilloso libro, La materia oscura y los dinosaurios, una obra en la que nos invita a surcar el universo deteniéndonos en sus facetas más desconocidas e inquietantes.

El punto de partida de dicha singladura es una variedad peculiar de materia oscura. Dos cualidades la distinguen: posee un electromagnetismo propio y es la culpable de encauzar hasta nuestro planeta a aquel asteroide letal que extinguió el imperio de los dinosaurios.

Esta teoría es fascinante por muchos motivos, y aunque falte probarla, Randall la aprovecha con la misma soltura con la que Carl Sagan hablaba de la posibilidad de vida extraterrestre en Cosmos. Quiero con esto decir que La materia oscura y los dinosaurios va más allá de esa catástrofe, y por el camino, va regalándonos respuestas para otras muchas dudas.

"El olvido ‒nos dice la autora‒ es algo que podemos corregir. Mientras que los magos sacan ventaja de esta debilidad, los científicos tratamos de superarla. Nuestro objetivo es identificar lo que podríamos estar perdiéndonos por falta de atención. Los constructores de modelos como yo tratamos de imaginar aquello que podría existir y que los investigadores no han buscado todavía o no han entendido que podría estar a su alcance".

La inmensidad del espacio, con toda su carga de asombro e infinitud metafísica, empieza a parecernos pequeña cuando salen a relucir conceptos que Randall maneja con soltura, como el multiverso, la nada que precedió al big bang o ese disco de materia oscura que se impone en la Vía Láctea.

Escrito con una amenidad que sorprende dada la hondura de su contenido, este ensayo no sólo es una muestra ejemplar de divulgación científica. También es un mirador al que encaramarnos para observar ese juego de fuerzas interdependientes que sustentan la vida y el universo.

Sinopsis

Hace 66 millones de años un objeto aproximadamente del tamaño de Madrid se precipitó contra la Tierra desde el espacio e hizo desaparecer a los dinosaurios, junto con tres cuartas partes de las demás especies del planeta. Desafiando los habituales supuestos sobre la composición del 85 % de la materia del universo que no podemos ver, Randall explica cómo la materia oscura podría haber desencadenado el cataclismo. Su asombrosa tesis, salpicada de referencias de la cultura pop y de puntos de vista sociales y políticos, revela las profundas relaciones que existen entre lo visible y lo oculto, así como la increíble belleza de las conexiones que nos rodean. Con claridad e ingenio, elucida la naturaleza del universo, de la materia oscura, de la Vía Láctea, y describe los impactos de los asteroides. Ningún lector volverá a contemplar la Tierra o el cielo como lo hacía antes de leer este libro.

Lisa Randall (Nueva York, 1962) es catedrática de física en la Universidad de Harvard, donde estudia los detalles de la física de partículas y la cosmología. Sus trabajos sobre supersimetría, teoría de la unificación e inflación cósmica la han convertido en la física teórica más citada de los últimos años. En esta editorial han aparecido Universos ocultos. Un viaje a las dimensiones extras del cosmos (2011), El descubrimiento del Higgs. Una partícula muy especial (2012) y Llamando a las puertas del cielo. Cómo la física y el pensamiento científico iluminan el universo y el mundo moderno (2013).

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Acantilado. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista The CULT, un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, The CULT sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

conCiencia Cultural

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Catalina de Aragón, reina y latinista
    Escrito por
    Catalina de Aragón, reina y latinista Mecenas del humanismo renacentista. Amiga íntima de Erasmo de Rotterdam, de Tomás Moro, de Juan Luis Vives. Primera mujer embajadora de la Historia. Experta latinista. Consumada políglota. Catalina, la pequeña de las hijas de Isabel,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Isaac Asimov y la ética de los robots
    Escrito por
    Isaac Asimov y la ética de los robots Manual de Robótica, primera edición, año 2058. Leemos en sus páginas las tres leyes robóticas. "1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Violetta en Lieja
    Escrito por
    Violetta en Lieja Clorinda, Oscar, Ninetta, Olga Sukarov, Musetta, Lisa, Adina, Norina… De ahí a Lucia, Gilda, Cleopatra… Prudentes ascensos, ir escalando inteligentemente peldaños sopraniles partiendo de la categoría de ligera cercana a la soubrette hasta llegar a…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1