"Jardinosofía. Una historia filosófica de los jardines", de Santiago Beruete

La experiencia del tiempo y el espacio, en apariencia tan inabarcable como el propio pensamiento filosófico, deja de parecernos intrincada o contradictoria cuando la repensamos en un jardín, a la vista de los brotes que retoñan y admirando la precisión geométrica de esos parterres que dividen a las distintas especies con rigor matemático.

Quien se acerque a los jardines con sensibilidad suficiente, comprenderá en qué medida son una metáfora de nuestras relaciones con la naturaleza. Unas relaciones de admiración y dependencia, pero también de dominio y sometimiento, como si la domesticación del entorno fuera un rasgo fundamental del ser humano.

Hay mucho más, por supuesto, sobre todo si entendemos que en un jardín podemos experimentar una epifanía: una auténtica revelación que nos lleve a pensar en los secretos de nuestra realidad más sutil.

La creación de jardines tiene una larga y exuberante historia, cuyo significado cultural nos permite añadir cualidades a cada una de las civilizaciones que ha perpetuado esta costumbre, más allá de la simple estética o de los evidentes vínculos entre arte y naturaleza.

Sin duda, la atmósfera de un jardín tiene implicaciones filosóficas que vale la pena analizar a partir de toda esa gama de significados, que como ya apunté, no excluyen disciplinas como la geometría. Y eso es, justamente, lo que se propone Santiago Beruete en este excepcional ensayo, Jardinosofía, que además de repasar la historia de los jardines a la luz de las humanidades, detalla la dimensión simbólica, ética e incluso política de esos espacios verdes en los que reposa nuestra nostalgia del Edén.

"La creación de un jardín ‒nos dice el autor‒ es uno de los más sofisticados medios de expresión cultural. Como toda obra de arte, los jardines traducen la esencia de una época".

En este plano, el libro de Santiago Beruete reúne las distintas imágenes del universo que se han abierto paso a lo largo de la trayectoria humana, y a la vista de cada una de ellas, escenifica ‒siempre desde un collage verde‒ su impacto en la conciencia colectiva.

Jardinosofía es una obra admirable, escrita con inteligencia y delicadeza, repleta de curiosidades que apasionarán a cualquier lector culto. Sin perder ni el rigor ni la amenidad, Beruete nos propone un paseo deslumbrante por nuestra historia y nuestra imaginación, y en el trayecto consigue que la concepción de jardines sea la metáfora perfecta de nuestra propia identidad.

Sinopsis

«Si quieres ser feliz una hora, bebe un vaso de vino; / si quieres ser feliz un día, cásate; / si quieres ser feliz toda tu vida, hazte jardinero». Proverbio chino

Desde los jardines colgantes de Babilonia hasta los huertos ecológicos de las «guerrillas urbanas», el jardín ha sido un reflejo de la sociedad. Quien tiene la suerte de contar con un trozo de verde alrededor de su casa, se enfrenta a una decisión complicada: ¿vallarlo y cultivar coles? ¿Decorarlo con una línea de setos perfectamente recortados? ¿Colocar unos columpios y una fuente? ¿Sentarse allí a mirar el horizonte pensando en la inmensidad del cosmos? Y parecidas preguntas se hacían ya los filósofos presocráticos, los decadentes franceses versallescos y el primer misántropo que se fue a vivir a unas ruinas en medio de un bosque. La forma en que usamos esa «naturaleza domesticada» que son los jardines evoluciona con el mundo, y con cada persona. Y en este libro se narra a través de los jardines de los pensadores, los artistas y los arquitectos de la historia. Una historia que es la de la felicidad, la buena vida y el uso del tiempo y del espacio, en un libro único que habla sobre todo del placer.

Santiago Beruete (Pamplona, 1961) es licenciado en Antropología y Filosofía, y se doctoró en esta última disciplina con una tesis sobre jardines. Ha escrito entre otras obras el ensayo Libro del ajedrez amoroso, el poemario El animal de dos espaldas, la colección de relatos Los furores inútiles y las novelas Para no morir y Sin decir adiós. Vive en Ibiza y, cuando no está en el jardín o escribiendo, imparte clases de Filosofía y Sociología.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Turner. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • La revolución tradicional
    Escrito por
    La revolución tradicional Cuando estuve en Pekín en 2005 pude comprobar de manera directa el carácter fuertemente reaccionario de las revoluciones. Es asombroso cómo, durante el siglo XX, los que pretendían cambiar la sociedad fueron una y otra…
  • Neobarroco
    Escrito por
    Neobarroco Los historiadores tienden cada vez más a perfilar, ensanchándolo, el periodo histórico que se denomina barroco. Las primeras manifestaciones arquitectónicas se pueden fechar hacia 1520  y la transición del barroco tardío al rococó, hacia 1750.…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Isabel y América
    Escrito por
    Isabel y América Pues os voy a contar una cosa sevillana, que hace mucho que no os hablo de Sevilla, y la nostalgia me tiene sobrepasada... Isabel, la gran Isabel, fue la verdadera impulsora del derecho natural de…

Cartelera

Cine clásico

  • La venganza se sirve bien fría
    Escrito por
    La venganza se sirve bien fría La carta (1940) forma parte del cuarteto de las mejores interpretaciones de Bette Davis. Con ella están Eva al desnudo (1952), La loba (1941) y Jezabel (1938). El prototipo de mujer fría, a veces por…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Vecchio frak", de Domenico Modugno
    Escrito por
    "Vecchio frak", de Domenico Modugno Domenico Modugno (Polignano a Mare, Bari, 9 de enero de 1928 - Lampedusa, 6 de agosto de 1994) es, quizá junto a Mina, el mayor artista de la canción italiana. Que ya es mucho decir…
  • Glinka ante el piano
    Escrito por
    Glinka ante el piano Se dice, y con ameritada razón, que Glinka abre el espacio del nacionalismo musical ruso. Bien, pero: ¿estamos, con él, ante el tópico del alma rusa? Me atrevo a decir que sí, en tanto por…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Raras hoy, ¿extinguidas mañana?
    Escrito por
    Raras hoy, ¿extinguidas mañana? Probablemente, los impactos del cambio climático en la ecología sean tan diversos como amplios. Hay una serie de estudios sobre este tema en PLOS, publicados esta semana, que examinan la dinámica y magnitud de estos…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC