"Desde Rusia con amor", de Ian Fleming

Vuelve James Bond, el espía individualista, atractivo y seguro de sí mismo, violento y dispuesto a crear ansiedad incluso al archivillano más temible. Para críticos y aficionados, Desde Rusia con amor (From Russia with Love, 1957) es una de sus mejores aventuras, y seguramente nos encontremos ante la mejor novela de todas las que Ian Fleming dedicó al agente secreto 007. No faltan razones para justificarlo.

Añadiré, a renglón seguido, que ese es un honor que también afecta a su magnífica adaptación cinematográfica, rodada en 1963.

En todo caso, aquí se plantea una paradoja, y es que, a pesar de la calidad del original literario, no fue inicialmente un bestseller en los Estados Unidos.

Claro que la cosa cambió cuando un artículo publicado por la revista Life el 17 de marzo de 1961 citó Desde Rusia con amor entre los diez libros predilectos de John Fitzgerald Kennedy. Como pueden imaginar, en lo sucesivo, aquella declaración presidencial tuvo un efecto publicitario descomunal.

Gracias al experto en armas Geoffrey Boothroyd –el asesor real de Fleming, a quien éste homenajeó convirtiéndole en ese inolvidable personaje que es Q–, los mortíferos artilugios de Bond subieron de grado en esta nueva entrega.

Para ambientar la acción, el escritor se valió de los recuerdos de su estancia en Estambul, en septiembre de 1955, mientras trabajaba como corresponsal del London Sunday Times, coincidiendo con los brutales ataques que sufrió la comunidad griega en esa ciudad. La pasividad de las fuerzas del orden turcas en dichos acontecimientos explica el modo en que aparecen caracterizadas en el libro.

La trama no puede ser más absorbente. James Bond se convierte en el objetivo a batir de SMERSH, una organización de contrainteligencia entre cuyos planes figura la aniquilación de espías occidentales. Quienes se ocupan de ello, en este caso, son la coronel Rosa Klebb, todo un engendro de maldad, y el psicópata Red Grant.

En este caso, el cebo para 007 es una bella agente rusa, Tatiana Romanova, quien se supone que tiene que seducir a nuestro agente con un propósito que ella, obviamente, aún desconoce.

Cuando esta partida de ajedrez se ponga en marcha en Estambul, las vidas de Bond y de quienes le rodean estarán permanentemente en peligro.

Acaso hoy nos cueste imaginar el impacto que tuvo una novela como ésta. Por suerte, disponemos de testimonios que lo acreditan. "Los lectores –escribía Lietta Tornabuoni en 1964– siguen las aventuras del agente secreto con pasión y terquedad maníaca e intervienen activamente. Cuando, en 1957, un periódico trae una variante del final de Desde Rusia con amor asegurando que James Bond ha muerto (las últimas líneas de la novela no aclaraban el hecho, decían solamente: «Bond piruetea sobre sí mismo y cae volcado sobre el tapete rojo vino»), llegan a la redacción centenares de telefonazos iracundos, y Fleming es acosado por las protestas de los lectores desilusionados, hasta el extremo de verse forzado a demandar al periódico por daños. Recibe una carta de conmovida y orgullosa gratitud de la mujer del ornitólogo doctor James Bond: Fleming había leído el nombre del investigador en la cubierta de un tratado de ornitología, Birds of the West Indies, y había decidido adoptado para su personaje" (Proceso a James Bond. Análisis de un mito, Editorial Fontanella, 1965).

Sinopsis

Tatiana Romanova, una hermosa cabo soviética, deserta aparentemente con intención de entregarse a los británicos, alegando que se ha enamorado del agente 007. Pero esto no es más que el inicio de una enrevesada operación que busca terminar con la reputación y la vida de Bond, pues la agencia soviética de contraespionaje SMERSH le ha puesto en su punto de mira, ya que el espía británico ha frustrado sus planes demasiadas veces y los rusos le han condenado a muerte.

El asesino en potencia de Bond es Red Grant, un psicópata cuyos impulsos homicidas coinciden con la luna llena y que podría ser el rival definitivo para Bond... James Bond.

EDICIÓN ORIGINAL: James Bond: From Russia with love || FECHA PUBLICACIÓN: Abril de 2016 || GUIÓN: Ian Fleming || FORMATO: Rústica, 240 págs. 1 tinta.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista The CULT, un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, The CULT sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

conCiencia Cultural

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • El efecto doppler
    Escrito por
    El efecto doppler El efecto doppler es una de las curiosidades del mundo físico que más me gusta. Tiene que ver con la longitud de onda emitida por un cuerpo en movimiento. Lo más curioso es que Christian…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • El pico del calamar
    El pico del calamar "Estudia la pata de la mosca”, es la frase clásica que se usa para insinuar que la ciencia estudia cosas inútiles. El malentendido es común, pero ignora que los avances científico-técnicos que nos permiten gozar…
  • Una arqueóloga llamada Agatha Christie
    Escrito por
    Una arqueóloga llamada Agatha Christie Dicen que la vida de Agatha Christie comenzó cuando cumplió los cuarenta, edad crítica para muchas personas, pero no para la mundialmente conocida como Dama del Crimen. Fue, a los cuarenta, cuando se casó por…

Cartelera

Cine clásico

  • Música para una butaca vacía
    Escrito por
    Música para una butaca vacía Tu padre te tomaba de la mano, con apenas cinco años, y te llevaba al cine. Hablabais el mismo idioma. El idioma de dos almas unidas por el amor y por la magia de la…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Reinecke, la serenidad
    Escrito por
    Reinecke, la serenidad Un par de augurios recibió en su juventud Carl Reinecke que, podemos imaginarlo, apuntalaron su biografía de compositor. Uno fue Mendelssohn, quien revisó, benevolente, sus pinitos para piano de adolescencia. Otro fue Schumann, encantado con…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Biodiversidad urbana: aprender a mirar
    Escrito por
    Biodiversidad urbana: aprender a mirar Vivir en la ciudad no tiene por qué significar vivir de espaldas a la naturaleza. Las ciudades son el hogar de una sorprendente variedad de vida silvestre, no necesariamente cosmopolita. Si algo caracteriza a las…

bannernewsletter1